0

Demócratas: sin Cantor será más fácil una reforma

Aseguran que se podrá avanza con una ley migratoria
El ex gobernador Tim Kaine ganó las elecciones para el Senado el martes 6 de noviembre.

El ex gobernador Tim Kaine ganó las elecciones para el Senado el martes 6 de noviembre.

Mientras senadores demócratas exhortaban al presidente republicano de la cámara baja John Boehner a aprovechar la derrota de su segundo hombre a bordo para abordar la reforma migratoria, 12 adultos y cuatro menores fueron arrestados el miércoles tras protestar en la oficina de Boehner por una reforma inmediata.

Durante una conferencia de prensa ofrecida a periodistas hispanos, 15 senadores demócratas coincidieron en presentar el sorpresivo revés sufrido la víspera por Eric Cantor durante la elección interna de su partido como una oportunidad para avanzar en inmigración y no como un factor que paralizará a los republicanos por miedo a sufrir nuevas derrotas.

Los 16 activistas arrestados incluyeron a Arturo Rodríguez, presidente de la Unión de Campesinos, quien dijo antes de su arresto que el "futuro de la reforma y el futuro del Partido Republicano dependen del presidente del Congreso ahora mismo".

Entre los cuatro menores detenidos se encontraba Esteban Verdugo, de 12 años, quien decidió sumarse a la protesta junto a su madre Brannigan Sanchez para protestar por la deportación de su padre a México hace un año.

"Me enoja que le hagan eso a las personas que vienen a este país a buscar una vida mejor", dijo a The Associated Press antes de su arresto el estudiante de quinto año de primaria en Kalamazoo, Michigan.

El senador por Nueva York Chuck Schumer identificó a Cantor como el principal obstáculo en la cámara baja para la reforma migratoria porque temía que su aprobación catapultara a un contendiente de la derecha cuando se lanzara a reemplazar a Boehner en la presidencia del Congreso.

"Boehner debe tomar una decisión (sobre convocar un voto sobre la reforma migratoria). Con Cantor fuera, la decisión puede ser más fácil de tomar, no más difícil", indicó.

La derrota de Cantor inmediatamente envalentonó a los conservadores que se oponen a la reforma migratoria, pero el senador por Nueva Jersey Bob Menéndez rechazó que la suerte de la reforma ya esté echada.

"Nos derrotamos nosotros mismos adoptando la narrativa de que esto está muerto. Nada debe declararse muerto hasta que lleguemos a ese momento: fines de julio antes del receso veraniego", agregó.

El senador por Virginia Tim Kaine expresó su percepción de que antes de abandonar su puesto en el liderazgo de la cámara baja el 31 de diciembre, Cantor "se verá liberado para hacer más por la reforma migratoria".

La reforma migratoria "es algo que él piensa que debe hacerse. El no necesita seguir postergando las cosas ahora. La pregunta es si otros miembros de la cámara lo seguirán", indicó.

Cantor se había pronunciado a favor de conceder la naturalización a inmigrantes no autorizados traídos a Estados Unidos por sus padres cuando eran niños, pero nunca aportó detalles ni presentó proyecto de ley alguno.

El senador por Nuevo México Martin Heinrich señaló que si los republicanos en la cámara baja se repliegan en el tema migratorio "sería una enorme oportunidad desperdiciada".

El Congreso mantiene en el limbo la reforma migratoria porque la mayoría republicana en la Cámara de Representantes se ha negado a debatir el proyecto aprobado hace 12 meses por el Senado, de mayoría demócrata, que contempla la posibilidad de que parte de los 11 millones de inmigrantes sin autorización opten a la naturalización.

La derrota de Cantor se ubica entre las más importantes sufridas por líderes del Congreso en primarias de años recientes. El expresidente de la cámara baja Thomas Foley y el exlíder del Senado Tom Daschle, ambos demócratas, perdieron durante las últimas dos décadas pero ante republicanos.

Ni Cantor ni Boehner han emitido comentarios sobre la reforma migratoria desde la derrota de Cantor ocurrida la noche del martes.




--