Quantcast
El Tiempo Latino
1:22 a.m. | 49° 11/14/2018

“El español en Estados Unidos presta palabras del inglés”


José Manuel Blecua, director de la RAE

Tomás Guevara/Especial para El Tiempo Latino | 6/12/2014, 7:27 p.m.
“El español en Estados Unidos presta palabras del inglés”
El director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, el viernes 6 de junio de 2014 en la inauguración del I Congreso en conmemoración del 40 aniversario de la Academia de la Lengua Española. | Tomas Guevara para ETL

Este ilustre académico es el 29º director de la Real Academia Española, RAE, que dirige desde el año 2010. Estuvo en Washington, entre el 6 y el 8 de junio, para asistir al primer Congreso de la Academia Norteamericana de la Lengua Española celebrado en la Biblioteca del Congreso.

Es una prominente figura en los estudios y enseñanza de la lengua española al que por méritos en su larga trayectoria profesional se le ha encomendado dirigir la Real Academia Española, encargada de proteger y preservar la lengua madre que interconecta a una veintena de países iberoamericanos con Europa y Estados Unidos. El doctor Blecua habla con El Tiempo Latino sobre la importancia del español en Estados Unidos donde se estima que hay unos 50 millones de hispanohablantes. Para el año 2030 el español habrá aumentado a unos 535 millones, nuestro idioma es ya el segundo de uso internacional después del inglés y de ahí la importancia de su aprendizaje, preservación y promoción.

El director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, en la Biblioteca del Congreso, en Washington, DC.

Tomas Guevara para ETL

El director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, en la Biblioteca del Congreso, en Washington, DC.

¿Cuál es la situación del español en este momento en la esfera global?

Es un momento de extraordinaria riqueza, de fluidez y sobre todo de posibilidades futuras muy grandes, vasta con ver un poco las cifras de los hablantes de la lengua española en el mundo, y si le suma el efecto del Censo del año 2010 en Estados Unidos es sumamente revelador.

Lo he visto muy atento en la ponencia sobre el Spanglish en Estados Unidos, si es o no es una lengua. ¿Cuál es su valoración como director de la máxima instancia de conservación y preservación del castellano?, ¿Se le puede llamar castellano verdad?

Si, si, aunque en la historiografía cambia a partir del siglo dieciséis, pero se le puede decir español o castellano. En cuanto al uso del español en Estados Unidos, pues creo que seguirá igual, las lenguas en contacto tienden a funcionar bastante bien, es un fenómeno que se conoce bastante y que ha sido muy estudiado, es muy difícil que exista una lengua extraordinariamente pura, que nunca entre en contacto con las demás. En el caso del español en Estados Unidos es indudable que el préstamo inmediato es el inglés, porque la vida cotidiana lleva a eso.

Sobre el papel de los medios de comunicación en español ¿Están funcionando éstos como canales para la conservación y buen uso del idioma?

Creo que los medios de comunicación son fundamentales para preservar el español; además realizan una labor modélica de corrección e innovación, las dos cosas, pero es indudable que cuando hicimos el Congreso de Zacatecas, en 1997, que se trató sobre la lengua y los medios de comunicación, había unos mil medios en español ya en digitales (en Latinoamérica), suponemos que ahora tiene que haber el doble, eso lleva una ventaja muy grande y la lengua española tiene que salir beneficiada necesariamente.

¿Pero este torbellino de formas y medios de expresión no genera también alteraciones para mantener la esencia del idioma y evitar que se deforme por usos inadecuados?

Pues se ha mantenido siempre así como funciona en todas las lenguas, las terceras de los periódicos, los editoriales son los que han creado modelos, si uno piensa en Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez son importantes porque crearon modelos de periodismo. Los textos de García Márquez son excelentes, los artículos de Vargas Llosa que publica cada 15 días El País, (de España) son una maravilla. En este momento sigue siendo un modelo lingüístico.