Quantcast
El Tiempo Latino
10:56 a.m. | 44° 12/12/2017

Exhiben imagen de fósil de una ballena


Santiago David Távara | 6/16/2014, 3:26 p.m.
Exhiben imagen de fósil de una ballena
MUESTRA. Las científicas Carolina S. Gutstein (izq.) y Ana Valenzuela y el curador Jorge Vélez-Juarbe el 2 de junio en la inauguración de la exhibición. | Santiago David Távara

Las científicas Carolina Simon Gutstein, de Brasil, y Ana Valenzuela, de Chile, visitaron Washington para la inauguración de la exposición de una imagen digital del fósil de una ballena en casi tamaño real gracias a la moderna tecnología de escaneo e impresión tridimensional (3-D).

Las científicas latinoamericanas, quienes junto con colegas del Instituto Smithsonian integraron un equipo de excavación en Cerro Ballena, en el desierto de Atacama en Chile, conversaron con El Tiempo Latino el 2 de junio en la sala de aprendizaje “Q?rius” del Museo de Historia Natural.

El equipo de científicos examinó un gran sitio fósil de esqueletos de mamíferos marinos antiguos en el desierto de Atacama, que refleja cuatro varamientos diferentes a lo largo de los años, lo que indica una causa similar y repetida: algas tóxicas.

Gutsein, investigadora de la Red Paleontológica de la Universidad de Chile y del Smithsonian, destacó el uso de “tecnología de punta” en las excavaciones y la “impresión novedosa” de las imágenes en 3-D para un mejor aprendizaje.

Por su parte, Valenzuela dijo que “todo el trabajo fue bastante emocionante, sobre todo las excavaciones, que dieron buenos resultados”.

La delegación también la integró Jorge Vélez-Juarbe, curador del Museo de Historia Natural del condado de Los Ángeles, en California, quien enfatizó que durante la expedición en el país sudamericano le impresionó “la preservación y la variedad de diversidad” en el denominado cementerio de ballenas.

El sitio se descubrió durante un proyecto de expansión a lo largo de la carretera Panamericana en el 2010.

Al año siguiente, paleontólogos del Smithsonian y de Chile examinaron los fósiles, que datan de 6 a 9 millones de años y registraron lo que quedaba de ellos antes de que el sitio fuera pavimentado.

El equipo documentó los restos de vertebrados marinos y los esqueletos de más de 40 ballenas de varios mamíferos ya extintos, así como restos de focas y perezosos acuáticos, entre otras especies.