Quantcast
El Tiempo Latino
2:32 a.m. | 49° 6/16/2019

Más pruebas en contra del cigarrillo electrónico


Senadores piden que se analicen más sus riesgos

El Tiempo Latino/Redacción, AP | 5/8/2014, 11:20 p.m.
Más pruebas en contra del cigarrillo electrónico
Jesse Ly fuma su cigarrillo electrónico en el quiosco Smokeless Smoking, en el Centro Comercial Roseville, en Roseville, Minnesota, el 18 de marzo de 2014. (Foto AP/The Star Tribune, Renee Jones Schneider) | AP

Ocho senadores federales han pedido a la Administración de Alimentos y Medicinas que analicen nuevos estudios que sugieren que algunos cigarrillos electrónicos contienen cancerígenos peligrosos similares a los de los cigarrillos tradicionales.

En una carta enviada el jueves, los legisladores demócratas dijeron que la FDA debería trabajar para proteger de los cigarrillos electrónicos a los usuarios y a quienes están cerca de ellos de posibles vapores que provocan cáncer, al parecer producidos por los dispositivos.

Los cigarrillos electrónicos consisten de una batería, una resistencia en espiral y un tanque que contiene líquido con sabor a nicotina. Cuando los usuarios inhalan, la batería calienta la resistencia y el líquido se convierte en vapor, que es inhalado como humo de un cigarrillo normal. Los sistemas de tanque son generalmente cigarrillos electrónicos más largos —aproximadamente del tamaño de un cepillo dental eléctrico— que pueden contener más nicotina.

Estudios reportados primero por The New York Times sugieren que estos dispositivos se calientan lo suficiente para producir sustancias químicos tóxicas como formaldehído, un carcinógeno presente también en los cigarrillos tradicionales.

Los que defienden los cigarrillos electrónicos han argumentado que son una alternativa más segura porque no producen el humo y alquitrán que genera el tabaco. Pero la nueva investigación de científicos del Instituto Roswell Park del Cáncer impugna ese razonamiento, al menos para algunos productos. El estudio del centro con sede en Buffalo, Nueva York, será publicado más adelante este mes en la revista Nicotine and Tobacco Research, según el Times.

Las conclusiones suscitan además interrogantes sobre los peligros potenciales de los cigarrillos electrónicos para los que inhalen inadvertidamente los vapores. La ciudad de Nueva York, Chicago y Los Angeles han prohibido recientemente los cigarrillos electrónicos en ciertas áreas interiores y en lugares públicos.

El mes pasado la FDA anunció que comenzaría a regular los cgarrillos electrónicos. Pero los senadores señalaron que la propuesta de la agencia se enfoca principalmente en los ingredientes de los cigarrillos y no en los vapores que producen.