0

"Valentina es mi regalo del cielo"

Gaby Paz es mamá de 4 mujeres. La mayor, de 23 años, está casada y la última, Valentina, cumplirá apenas 2
FELICES. Gaby Paz sostiene a su cuarta hija, Valentina que pronto cumplirá 2 años. La niña cuenta con el “Team Pérez Paz”: sus papás y tres hermanas.

FELICES. Gaby Paz sostiene a su cuarta hija, Valentina que pronto cumplirá 2 años. La niña cuenta con el “Team Pérez Paz”: sus papás y tres hermanas.

HIJAS. Gaby Paz e hijas, Angi de 22 años, Valentina de 2 y Kennya de 13.

Francisco "Chico" Sánchez para ETL

HIJAS. Gaby Paz e hijas, Angi de 22 años, Valentina de 2 y Kennya de 13.

Burke, Virginia.- Gaby Paz tuvo a su primera hija cuando tenía 19 años en su natal Bolivia, y más de dos décadas después fue mamá por cuarta vez a sus 42 años, en Virginia.

“Tengo cuatro hijas preciosas que han sido una bendición en mi vida”, expresó a El Tiempo Latino la inmigrante de Santa Cruz.

Pero con la última, Valentina, que pronto cumplirá 2 años, siente que ha sido un regalo especial desde el cielo. La pequeña nació con síndrome de Down. “Ella vino a nuestra vida en un momento determinante. Fue como un regalo del cielo y una confirmación de Dios en el proceso de restauración de nuestro matrimonio”, dijo Paz.

La pareja había estado separada por un tiempo y cuando se volvieron a unir quisieron rehacer su matrimonio con un nuevo bebé.

La hija mayor, Karla, de 23 años se había casado; la segunda, Angi, de 22, estaba estudiando en el “college” y la tercera, Kennya, de 13 años está por empezar la escuela media.

“Cuando consulté con los médicos me advirtieron que había una posibilidad de que el niño tendría síndrome de Down”, manifestó Paz, quien junto a su esposo decidieron tomar el riesgo.

“No pensábamos que nuestro bebé podría desarrollar el síndrome, creíamos que porque no teníamos historial o vivíamos de manera saludable, no afectaría al bebé”, señaló Paz.

Sin embargo, al cuarto mes los exámanes confirmaron que la niña tenía el síndrome.

“Fue duro al principio, pero más que todo porque no sabíamos nada del síndrome”, dijo la madre.

Los médicos le dieron la opción de parar el embarazo. “Nosotros dijimos ‘¡No! ella es nuestra bebé y la vamos a tener y dar el amor que necesita’. Mi esposo y yo pensamos de la misma manera”, recordó la madre.

Paz no tenía idea que en Estados Unidos viven unos 400 mil niños y adultos con el síndrome de Down. Ni que éste es uno de los desórdenes genéticos más comunes que se repite en 1 de cada 691 nacimientos, según estimados de 2011 de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC). Tampoco sabía de las organizaciones e instituciones de apoyo a nivel social y político que impulsan el desarrollo de los niños y adultos con síndrome de Down.

Valentina nació el 31 de mayo de 2012; y como muchos bebés con el síndrome, tenía problemas en el corazón, que luego se fueron mejorando. “Ella se quedó en el hospital un mes porque no había aprendido a comer, ni a respirar y tenían que ayudarla”, dijo Paz.

Después de varios exámenes, nos dijeron que no tenía problemas y que estaba sana. “Le damos tantas gracias a Dios por ello”, manifestó Paz.

Ahora casi al cumplir los 2 años, Valentina camina, corre, da de comer al perro, juega, le encanta ir de compras y reirse con la gente. “Es un amor”, sonrió la mamá.

¿QUÉ ES EL SINDROME DE DOWN?

• El síndrome de Down es un trastorno genético causado por la presencia de una copia extra del cromosoma 21 (o una parte del mismo), en vez de los dos habituales, por ello se denomina también trisomía del par 21.

• Es la causa más frecuente de discapacidad cognitiva psíquica congénita y debe su nombre a John Langdon Haydon Down que fue el primero en describir esta alteración genética en 1866, aunque nunca llegó a descubrir las causas que la producían.

• Aún no se conoce con exactitud qué es lo que provoca el exceso cromosómico, aunque se relaciona estadísticamente con una edad materna superior a los 35 años.

• En Estados Unidos viven unos 400 mil niños y adultos con síndrome de Down.

• La frecuencia es de 1 en cada 691 nacimientos, según estimados de 2011 de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) .