0

Gray presiona al Concejo

El DC United, ha ganado varios campeonatos, va en camino de tener su propio estadio.

El DC United, ha ganado varios campeonatos, va en camino de tener su propio estadio.

El alcalde de D.C., Vinvent Gray espera quel Concejo apruebe antes de julio la construcción de un nuevo estadio para el equipo de fútbol DC United. El alcalde anunció el viernes 23 de mayo que la ciudad ha llegado a un acuerdo para proceder construir un estadio entre 20.000 y 25.000 asientos en la localidad de Buzzard Point al suroeste de la capital.

El costo total del estadio oscila cerca de los $300 millones, los cuales serían financiados en un 50% por la ciudad. De acuerdo con la oficina del alcalde, la ciudad controla el 88% del terreno para construir el inmueble. El gobierno ha alcanzado una acuerdo con varias empresas privadas para adquirir el 12 % restante. “Este es un gran paso hacia el crecimiento económico del Distrito de Columbia”, indicó Gray. “El nuevo estadio de fútbol es el aspecto final para lo que seguramente será uno de los distritos más vibrantes del país”, puntualizó.

El equipo de fútbol de la Major League Soccer (MLS), que actualmente juega en el estadio mundialista Robert F. Kennedy, que tiene más de 50 años y capacidad para 45.500 espectadores, tendrá exención en el pago de impuestos durante los primeros cinco años.

El D.C. United ha jugado un papel fundamental en el aumento de la pasión por el fútbol en el área gracias en parte a las cuatro copas de la MLS logradas por el club, especialmente las de 1996, 1997 y 1999 cuando el club logró capitalizar el entusiasmo por este deporte, generado en todo el país a raíz de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA USA-94.

Pero por más de 10 años, el D.C. United ha jugado con cierta “envidia” en diferentes ciudades norteamericanas contra equipos de la MLS desde Toronto, Canadá, hasta Los Ángeles, California.

En unas 12 ciudades, los nuevos estadios construidos a partir de 1999 han definitivamente motivado a los hinchas a ir en masa a los partidos.

La euforia por un nuevo estadio la comparten el boliviano Oscar Zambrana y sus compañeros en la Barra Brava, así como el Screaming Eagles, La Norte y otros grupos que apoyan al DC en sus partidos como local tiene su justificación.

Los capitalinos han jugado desde su fundación en 1996 en el antiguo Memorial Stadium Robert F. Kennedy, una instalación construida hace más de 50 años, con mucha historia y recuerdos, pero también obsoleta, con muchas sillas y pocas facilidades.

El DC United ha tenido que soportar en el RFK fallas eléctricas, una infraestructura que se cae a pedazos, conflictos de programación con otros juegos de béisbol y fútbol, baños y concesiones anticuadas y la falta de suites de lujo.

Los capitalinos, a pesar de un éxito sin precedentes en el campo de juego, han fracasado repetidas veces en sus intentos de obtener una nueva sede en la ciudad, y en varias oportunidades ha considerado mudarse a estados vecinos como Virginia y Maryland. En caso de que todo salga como está planificado, el D.C. United estaría cumpliendo su sueño de tener su propio estadio para el inicio de la temporada de 2016, 17 años después de que se inauguró el Crew Stadium en Columbus, Ohio, el primer estadio construido en la liga específicamente para jugar al fútbol.



--