0

Homenaje a los héroes del LAYC

La misión del Latin American Youth Center (LAYC) es ayudar a una juventud multicultural a superar barreras sociales
UNIDOS. Directivos y colaboradores del Latin American Youth Center (LAYC) en el auditorio de The Washington Post después del Breakfast For Heroes el 28 de octubre.

UNIDOS. Directivos y colaboradores del Latin American Youth Center (LAYC) en el auditorio de The Washington Post después del Breakfast For Heroes el 28 de octubre.

La misión del Latin American Youth Center (LAYC) es ayudar a una juventud multicultural a superar barreras sociales, académicas y de desarrollo emocional.

La organización ayuda cada año a unos 4.000 jóvenes de bajos recursos en el Distrito de Columbia y en los condados de Montgomery y Prince George’s en Maryland, proporcionando más de 50 programas en las áreas de educación, servicios sociales, salud, preparación laboral, tratamientos sicológicos o las artes. El martes, 28 de octubre, tuvo lugar el cuarto “Breakfast for Heroes”, un evento de recaudación de fondos para el LAYC del que es anfitrión El Tiempo Latino y que tiene lugar en el auditorio de The Washington Post.

Esa mañana una audiencia de más de 100 personas escuchó los logros y sufrimientos de jóvenes que encontraron su camino gracias al LAYC.

Max Fuentes narró una vida de familia fracturada que le llevó a perder el rumbo y caer en las drogas y la violencia. Cuando salió de la cárcel se integró en LAYC y su vida “cambió por completo”, dijo. La organización le ayudó a graduarse de la escuela secundaria y, finalmente, consiguió un trabajo. Pero dijo sentirse muy agradecido a los doctores David H. Schneider, Flavio Rasetto y Anastasia Mischenko por ayudarle con su autoestima al implantarle los dientes delanteros que había perdido. Los doctores fueron voluntarios del LAYC y recibieron un reconocimiento de la organización.

La mañana contó también con el testimonio emocional de Stephanie Méndez quien pudo superar una historia de abuso y violencia doméstica.

“LAYC fue mi salvación, ellos siempre estuvieron ahí para mi”, dijo Méndez.

El Chair de la Junta Directiva de LAYC, Anthony Márquez, la organización cumple una labor fundamental en el desarrollo de los jóvenes que lo necesitan. “Estamos aquí para ayudar, para servir a estos jóvenes, para darles otra oportunidad en la vida”, dijo Márquez.Por su parte, la presidenta y CEO del LAYC, Lori Kaplan, expresó que en los 35 años que lleva al frente de la organización ha visto “los cambios en la vida de los jóvenes que necesitan adultos en la vida para ayudarles”, dijo. “Para mí ha sido un privilegio y un placer estar por tantos años trabajando en el Centro de la Juventud”, concluyó Kaplan.

LAYC es una organización no lucrativa que trabaja gracias a las donaciones que son deducibles de impuestos. Para donar: www.layc-dc.org.