0

Obama anunciará medidas para arreglar un sistema migratorio "roto"

Julián Castro, secretario de Vivienda, durante una conferencia del Center for American Progress (CAP) en DC el 19 de noviembre.

Julián Castro, secretario de Vivienda, durante una conferencia del Center for American Progress (CAP) en DC el 19 de noviembre.

El secretario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés), Julián Castro, afirmó que "dentro de poco" el presidente Barack Obama anunciará medidas ejecutivas para arreglar un sistema migratorio "roto" que deporta a millones de inmigrantes indocumentados.

"Las acciones del presidente fortalecerán nuestro sistema migratorio y permitirán a las familias seguir juntas. Es de sentido común para la economía nacional y para la vida familiar", destacó en una entrevista con la agencia EFE el político demócrata de origen mexicano.

El presidente Obama, confirmó que anunciará este jueves 20 de noviembre en un discurso desde la Casa Blanca sus esperadas acciones ejecutivas sobre inmigración.

En un vídeo colgado en la cuenta de la Casa Blanca en Facebook, el propio Obama explica que anunciará "algunas medidas" que puede adoptar en virtud de su autoridad ejecutiva para reparar el "roto" sistema de inmigración del país.

Al día siguiente, Obama visitará el instituto Del Sol en la ciudad de Las Vegas, donde ofreció en enero de 2013 el primer discurso sobre inmigración de su segundo mandato.

Castro, que intervino el 19 de noviembre en una conferencia organizada por el Center for American Progress, aseguró desconocer el número de personas que podrían beneficiarse de estas medidas, que han despertado el rechazo frontal de los republicanos.

Las primeras filtraciones sobre el plan ejecutivo del presidente hablan de entre 4,5 y 5 millones de indocumentados que evitarían la deportación, según la cadena Fox y el diario "The New York Times".

En la entrevista, Castro se dirigió directamente a quienes esperan el alivio migratorio del presidente y entre los que se encuentran los once millones de indocumentados que se calcula que viven en el país.

Quiso decirles que "el presidente entiende perfectamente la importancia de esta acción ejecutiva porque el sistema migratorio está roto y porque, durante el último año y medio, los republicanos de la Cámara de Representantes decidieron no respaldar la legislación que demócratas y republicanos ya habían aprobado".

Durante el verano de 2013, el Senado controlado entonces por los demócratas aprobó un proyecto de reforma migratoria, pero la Cámara baja, de mayoría republicana, lo bloqueó.

Ahora, según Castro, demócratas y republicanos tienen la oportunidad de trabajar juntos y "resolver a largo plazo" el problema migratorio con una reforma migratoria que, como anunció Obama, de salir adelante, sustituiría a las acciones ejecutivas.

El titular de HUD cree que en ambos partidos existen "personas razonables que quieren lo mejor para el país y con las que se puede trabajar", aunque "nada es necesariamente fácil" en la política de Washington.

En cuanto a su cartera, espera que, en los próximos dos años, ambos partidos afronten el problema de accesibilidad de vivienda que vive el país, donde las familias gastan más del 50 por ciento de sus ahorros en pagar el alquiler.

"Trabajaremos con cualquiera, demócrata, republicano o independiente para resolver este problema. Pero, como cualquier cosa en esta ciudad, la solución requerirá compromiso", subrayó Castro, que durante su intervención pública unió en varias ocasiones el acceso a la vivienda con las oportunidades económicas.

Prometió que su departamento trabajará para mejorar el acceso a la vivienda de las minorías sociales con medidas como el Programa de Vales de Elección (HCVP, por sus siglas en inglés), que ayuda a familias con bajos ingresos.

Castro se convirtió en una figura política ascendente dentro de su partido, después de darse a conocer a nivel nacional con el discurso que pronunció durante la Convención Demócrata de 2012, y que le valió el apodo del "Obama Hispano".

Su nombre se baraja como uno de los potenciales candidatos a la Vicepresidencia por el Partido Demócrata en las elecciones presidenciales de 2016, aunque, por el momento, Castro descarta esta posibilidad.



--