0

Células madre en lucha contra cáncer de mama

Científicos de España logran retrasar avance del desarrollo de tumores con un proceso experimental
LUZ. La investigadora Noemí Eiró manipula un cultivo de células madre.

LUZ. La investigadora Noemí Eiró manipula un cultivo de células madre.

Investigadores del hospital gijonés de Jove y de la Universidad de Santiago de Compostela, en España, han logrado retrasar el desarrollo del cáncer de mama en un proceso experimental sobre ratones vivos y sobre tejido humano “in vitro” con un cóctel de células madre uterinas.

La utilización del “medio condicionado”, el líquido donde se reproducen las células madre extraídas del cervix mediante una citología, inyectado en cobayas y en tejido cancerígeno ha provocado retrocesos en el crecimiento de los tumores y su reducción en algunos casos, según los resultados del trabajo desarrollado por la Fundación para la Investigación con Células Madre Uterinas.

La investigación sobre los efectos de las células madre intrauterinas en el cáncer de mama iniciada por científicos del Hospital de Jove de Gijón había conseguido los primeros resultados hace cuatro años, pero ahora ha dado un giro “sorprendente” con el uso del medio condicionado, según informaron los responsables de los trabajos.

El líquido donde se reproducen las células madre uterinas, que básicamente es un conjunto de moléculas secretadas por ellas, también afecta a los tejidos circundantes que favorecen la progresión de los tumores.

Los resultados de esta investigación han sido publicados en la revista científica internacional “Oncotarget”.

Los científicos Francisco Vizoso, Noemí Eiró, Roberto Montesano, Román Pérez, María Álvarez, Manuel Seoane y Juan Sendón explicaron a la prensa a inicios de octubre el procedimiento que han seguido y las conclusiones a las que han llegado.

Una de las características que permiten tener “grandes espectativas” es la facilidad con que se obtienen las células madre uterinas con un procedimiento “poco invasivo” como la citología y la velocidad con que estas se reproducen en el medio condicionado.

La doctora Noemí Eiró dijo que las células del cervix se reproducen a una velocidad mucho mayor que las células madre que se extraen de la grasa, consiguiendo duplicarse en menos de 48 horas.

Esta circunstancia favorece la viabilidad de un futuro tratamiento al poder disponer de cantidades importantes en un tiempo relativamente corto, según ha indicado la investigadora del hospital gijonés.

El “medio condicionado” líquido también puede convertirse en polvo sin que pierda sus propiedades.

En ratones contaminados con tumores de mama del tipo triple negativo, que es el más agresivo, se han obtenido mejores resultados que en otros, que sin embargo responden “bastante bien” a los tratamientos actuales, según ha indicado Roberto Montesano, catedrático de embriología y morfología celular.

Las cobayas tratadas experimentaron retrasos en el desarrollo de la enfermedad, en algunos casos también reducción de los tumores, y un aumento de la supervivencia de hasta un tercio más que las no tratadas.

Los científicos han hallado también en el cóctel efectos antiinflamatorios, antivirales y antibacterianos, y creen que en un futuro puede ser utilizado para curar otras enfermedades que no tienen tratamiento, especialmente las neurodegenerativas.

Un grupo de la Universidad de Santiago de Compostela está experimentándolo para algunas afecciones oculares y se espera que también pueda ser empleado en otros cánceres.

Los responsables de la investigación se han centrado en el cáncer de mama por ser el más extendido y han buscado las cepas más agresivas porque como único tratamiento tienen la quimioterapia obligada.



--