Quantcast
El Tiempo Latino
4:25 p.m. | 66° 4/25/2018

Publican la obra completa de un poeta hispanounidense


Luis Alberto Ambroggio

Alberto Avendaño-ETL | 10/18/2014, 5:03 p.m.
Publican la obra completa de un poeta hispanounidense
El escritor y académico hispanounidense Luis Alberto Ambroggio. | Alberto Avendaño-ETL

Academia Norteamericana de la Lengua Española

Regresar por cuarenta años de escritura, releerse después de tanto tiempo, con las preocupaciones de los momentos del pasado y, al mismo tiempo, encontrar ciertos hitos de personalidad, de sentimientos, de formas de enfocar la vida que no cambian, “es un asombroso descubrimiento”, afirma Luis Alberto Ambroggio.

Portada de las Obras Completas de Luis Alberto Ambroggio publicadas por la Academia Norteamericana de la Lengua Española.

ETL

Portada de las Obras Completas de Luis Alberto Ambroggio publicadas por la Academia Norteamericana de la Lengua Española.

Poeta, ex empresario en el sector de la aviación, miembro de la Real Academia Española y director en Washington, DC, de la Academia Norteamericana de la Lengua Española (ANLE), además de joven miembro hispano en la administración del presidente Nixon y tantos otros peldaños en la escalera de la vida de Ambroggio para resumir una biografía. Y es su ANLE la que le acaba de compendiar 40 años de su vida: “Obra Poética 1974-2014, En el Jardín de los vientos”.

“Partir de los juveniles Poemas de amor y vida para comprobar después que en mi cuerpo –como Simone Weil— han entrado dolores y luego reactivar el lema que sosteníamos en nuestras protestas, cuando llegué a los Estados Unidos, de que “hagamos el amor, no la Guerra” y de allí, cantar a la vida hasta descubrir esa inclusividad entusiasta de Whitman”, resume su periplo Ambroggio.

Y en él hay tantos, como en Borges, el maestro, infaltable desde los primeros momentos, como en el poema “La duda” y las citas que se multiplican: “…la maestría de Dios que con magnífica ironía me dio a la vez los libros y la noche” o “Mi humanidad está en sentir que somos voces de una misma penuria” escrito luego de su encuentro con el maestro al comienzo de los años 70 en la Universidad de Georgetown.

Y poemas que se han convertido en canciones populares como “Dame el pan Argentina”, escrito hace 30 años, y que utilizara un presidente argentino para su campaña electoral.

Visión ante el espejo

Recorrer este volumen es reconstruir a Ambroggio en el tiempo. “Es un espejo que me configura, me describe, me define en la fragilidad del momento y el espacio... me condena y me redime” explica. “Al repasar las páginas cincuentenarias, veo la rebeldía de la escritura que me sobrecogió en versos estrictamente libres. Revivo el asombro, propio del niño, del filósofo y poeta, que nos conmueve e impulsa, en un espejo borgiano, inagotable”

Los editores críticos de esta obra, Carlos Paldao y Rosa Tezanos-Pinto, no dejaron al poeta cambiar ni repudiar nada. Por eso, dice, simplemente lo refleja.

—Con el regalo de esta edición crítica, ¿cómo te ves hacia atrás en tus influencias?

—Es una fuente de sorpresas. Por ejemplo, descubro la presencia de Whitman temprano. Y me consuelo con las palabras de uno de mis poetas favoritos, Hõlderin, en cuanto “quien piensa lo más hondo, ama lo más vivo”, y me siento el metafísico fracasado de Antonio Machado. Me convierto con Heigedegger en tanto poetizo no como un modo especial de manejar el lenguage, sino como ejerciciendo el fundamento del lenguage y, al mismo tiempo, enfrento con Nietzche el conjuro contra lo que se cree ser la verdad, Dios y otros dogmas.