Quantcast
El Tiempo Latino
10:34 a.m. | 77° 7/26/2017

Dos enemigos latinos: el corazón y el cáncer


Un estudio nacional sobre causas de muerte entre hispanos habla de salud y barreras culturales

El Tiempo Latino/Redacción | 8/14/2015, 2:38 p.m.
Dos enemigos latinos: el corazón y el cáncer

El primer estudio nacional sobre los riesgos para la salud y las principales causas de muerte en los hispanos en los Estados Unidos, realizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), mostró que al igual que ocurre con las personas de raza blanca no hispanas las dos principales causas de muerte en los hispanos son las enfermedades cardiacas y el cáncer.

Menos hispanos que personas de raza blanca mueren por las 10 causas principales de muerte, pero los hispanos tienen tasas de mortalidad más altas por la diabetes y la enfermedad del hígado crónica y la cirrosis que los blancos no hispanos. Además, tienen tasas de mortalidad similares por enfermedades de los riñones, según el nuevo informe de Signos Vitales.

Los riesgos para la salud pueden variar según el subgrupo de hispanos. Por ejemplo, casi 66 % más de puertorriqueños fuman en comparación con los mexicanos. El riesgo para la salud también depende en parte de si nacieron en los EE. UU. o en otro país. Los hispanos tienen casi tres veces más probabilidad de no tener seguro médico que los de raza blanca. Los hispanos en los EE. UU. son en promedio casi 15 años más jóvenes que los de raza blanca, por lo que las medidas que tomen ahora los hispanos para prevenir enfermedades puede significar que tengan vidas más largas y saludables.

“Cuatro de cada diez hispanos mueren de enfermedades cardiacas o cáncer. Al no fumar y mantenerse activos físicamente, como al salir a caminar en forma rápida por 30 minutos al día, los hispanos pueden reducir su riesgo de tener estas enfermedades crónicas y otras como la diabetes”, dijo el director de los CDC, Tom Frieden, M.D., M.P.H. “Los profesionales de la salud pueden ayudar a los hispanos a proteger su salud al informarse sobre los factores de riesgo específicos que tengan y al abordar las barreras para la atención médica”, agregó.

Este informe de Signos Vitales recomienda que los médicos, el personal de enfermería y otros profesionales de la salud hagan lo siguiente:

-Trabajen con intérpretes para eliminar las barreras del idioma, si los pacientes prefieren hablar en español.

-Aconsejen a los pacientes sobre el control del peso y la nutrición si tienen presión arterial alta, diabetes o cáncer o tienen riesgo alto de tenerlos.

-Pregunten a los pacientes si fuman y si lo hacen, ayúdenlos a dejar de fumar.

-Trabajen con los promotores de salud para educar y vincular a las personas a servicios gratuitos o a bajo costo.

Los médicos y profesionales de la salud hispanos o que hablan español, así como los promotores de salud, juegan un papel importante en ayudar a proporcionar servicios y mensajes cultural y lingüísticamente adecuados para los pacientes hispanos.

El informe Signos Vitales utilizó datos recientes del censo nacional y de vigilancia de la salud para determinar las diferencias entre los hispanos y las personas de raza blanca no hispanas, así como entre los hispanos de diferentes países. Los hispanos son el grupo minoritario racial y étnico más grande en los EE. UU. En la actualidad, casi una de cada seis personas que viven en este país (casi 57 millones) es hispana; y se proyecta que esta cantidad aumente a casi una de cada cuatro (más de 85 millones) para el año 2035.