Quantcast
El Tiempo Latino
4:46 p.m. | 67° 4/23/2018

DC: niños músicos salvadoreños en concierto


Voluntarias del área recaudan fondos para el recital de la Orquesta del Polígono Don Bosco

Miguel Guilarte | 2/20/2015, 6:02 a.m.
DC: niños músicos salvadoreños en concierto
VOLUNTARIAS. Atrás de izq. a der.: Mónica MacGregor, María del Camino Hurtado, Priscila Salas y Dinora Escalante. Adelante: Adela López, Vilma Herrera, María González de Asís y Carmen Ana Simonovics. | MIguel Guilarte/ETL

La Orquesta y Coro Sinfónico Juvenil Polígono Don Bosco se presentará el 27 de abril en el Kennedy Center.

Cortesía Carmen Simonovics

La Orquesta y Coro Sinfónico Juvenil Polígono Don Bosco se presentará el 27 de abril en el Kennedy Center.

La Orquesta y Coro Sinfónico Juvenil Polígono Don Bosco de San Salvador ofrecerá un concierto el 27 de abril en el Millennium Stage del Kennedy Center, como parte de una gira que realizará en Washington esta agrupación cultural salvadoreña.

La orquesta es la rama musical de la Fundación Salvadoreña Educación y Trabajo (EDYTRA) del Polígono Industrial Don Bosco, que dirige el sacerdote salesiano José María Moratalla en San Salvador, una organización social que se ha convertido en un valioso recurso para la integración a la sociedad de niños y jóvenes que han crecido rodeados de violencia.

“La iniciativa surgió a raíz de un trabajo del Banco Mundial en el que con un aporte de $1 millón del Fondo Social de Japón se diseñó un proyecto para apoyar a la juventud de la comunidad Iberia, una zona marginal de extrema pobreza, con diversas escuelas en un área peligrosa y vulnerable a problemas de pandillas”, dijo a El Tiempo Latino María González de Asís, miembro del grupo de voluntarios que trabajan en la gira y ejecutiva del Banco Mundial.

“Lo que se ha intentado hacer es que estos niños tengan una alternativa de vida”, acotó González, quien participó como gerente de la donación en el pasado por parte del Banco Mundial y quien ahora es voluntaria.

El Padre Pepe, como se le conoce a Moratalla, llegó a El Salvador en 1985 con la visión de replicar el modelo de San Juan Bosco. Bajo ese carisma de servicio y viendo las necesidades de los jóvenes expuestos a altos niveles de violencia inició en 1987 el proyecto del Polígono Industrial Don Bosco. Más tarde, en 1992, se creó EDYTRA de la que unos 3 mil jóvenes en riesgo se han beneficiado, al lograr convertir el depósito de basura más grande de la capital en una productiva comunidad.

Actualmente en el Polígono existen microempresas de calzado, carpintería, serigrafía, panadería, reciclaje de plástico, imprenta y metal-mecánica. Además ahí se encuentra el Instituto Técnico Obrero Empresarial Don Bosco, donde se da formación técnica a niños, jóvenes y adultos.

La mayor parte de los integrantes de la orquesta y coro son familiares de pandilleros, un grave problema de seguridad en El Salvador. “Con la donación de los japoneses se financió en 2011 la formación de la orquesta, se compraron los uniformes, instrumentos y contrataron profesores de diferentes países. Se les enseñó y ensayó con ellos por varios meses y se seleccionaron los niños más talentosos de las diferentes áreas”, relató González.

Luego de años de ensayos y preparación, la sinfónica ofreció un recital en San Salvador en presencia de invitados de diferentes organizaciones y países, entre ellas González y María del Camino Hurtado, otra de las voluntarias y participante en el proyecto del Banco Mundial.

“Quedamos maravilladas e impresionadas de los progresos de estos niños que en dos años que llevan tocando y practicando con todo el corazón y la energía que han puesto para formar la orquesta y coro”, destacó González.

El director de la orquesta es el joven Bryan Cea quien al igual que sus alumnos proviene de un área amenazada por el crimen. “Es una persona excepcional, un músico fantástico que está totalmente comprometido con los niños”, dijo González sobre Cea, un músico de 25 años que creció en la misma área expuesto a la pobreza, violencia y al reclutamiento forzoso por parte de las pandillas.