0

Quintana: "Mi sueño amarillo no ha terminado"

El colombiano fue tercero en la meta de la primera etapa de alta montaña del Tour que arrolló Froome
El ciclista colombiano Nairo Quintana, del equipo Movistar, llegó segundo en el Tour de Francia 2015.

El ciclista colombiano Nairo Quintana, del equipo Movistar, llegó segundo en el Tour de Francia 2015.

La Pierre Saint-Martin (Francia).- El colombiano Nairo Quintana, que el martes 14 perdió 1.04 con respecto al británico Chris Froome en el Tour de Francia, aseguró que "el sueño de amarillo no se ha terminado".

"Sigo soñando, el sueño amarillo no se me acaba, estaré luchando para conseguirlo hasta el último día", aseguró el ciclista del Movistar, que ahora es tercero de la general a 3.09 de Froome.

"Froome es humano como todos, será un poco vulnerable. El año pasado al final del Tour tuvo alguna debilidad, esperamos aprovecharlo", indicó el colombiano.

Quintana fue tercero en la meta de la primera etapa de alta montaña del Tour y aseguró que "las sensaciones personales son buenas", aunque reconoció que "el ritmo de Froome era demasiado" para sus capacidades.

"Tengo que aceptar que está muy fuerte, hay que esperar si en el futuro tiene alguna debilidad y poder aprovecharla", indicó.

"Ha sido una jornada dura con mucho calor y fuerte ritmo, impuesto a veces por nuestro equipo. Al final Froome ha sido superior a mi, más fuerte", dijo.

"Queríamos probar un poco a los rivales, ver cómo estaban, y nos hemos encontrado la superioridad de Chris Froome. Estaba muy fuerte y hay que aceptarlo", señaló.

Quintana destacó que tiene "muchas motivaciones", como el apoyo del público o el recuerdo de su familia. "Seguro que mi padre estará llorando de emoción. Como él salió adelante, me recuerda su fortaleza para meterle ganas", dijo.

"Moralmente estoy tranquilo, tengo buenas sensaciones y creo que sigo con opciones (...) Intentaremos buscar alguna estrategia o alianza para tratar de recuperar tiempo o, al menos, mantenernos en el lugar que estamos", comentó.

Quintana indicó que aunque sus opciones para ganar "se han agotado un poco", tiene previsto "luchar hasta el final" para entrar en París vestido de amarillo.