0

El poder del español

La nueva frontera de Estados Unidos
 El director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, durante su intervención en la inauguración del I Foro Internacional del Español 2015

El director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, durante su intervención en la inauguración del I Foro Internacional del Español 2015

Estamos ante una realidad vibrante. El español fue la primera lengua europea que se enraizó en lo que hoy son los Estados Unidos de América. No se trata de una lengua extranjera en “el país del hombre libre”, sino de la otra lengua del país cuya presencia puede ayudar a una población anglófona a ser más poderosa e influyente –dos palabras con repercusiones económicas y culturales.

Del 23 al 26 de abril, tuve el privilegio de participar en el Primer Foro Internacional del Español celebrado en la capital de España, Madrid. Fue una experiencia fascinante. Revitalizadora. Y todo un estímulo para quienes trabajamos con la realidad hispanounidense, que es así como la Academia Norteamericana de la Lengua Española (a la que pertenezco) califica a los hispanos de aquí. Los datos hablan por si mismos: el español es la segunda lengua materna del mundo, después del chino —hay más inglés hablantes, es decir, habladores de inglés como lengua franca, como lengua co-oficial, pero no como lengua materna. Sin duda, no hay más remedio que prestarle atención a unos 500 millones de hispanohablantes que contribuyen un 10% al PIB mundial.

Y ahora nos podemos pelear por qué país tiene más hablantes. Un informe del Instituto Cervantes sitúa a México —donde por cierto el español no ha sido declarada “lengua oficial”— en primer lugar con unos 120 millones de hispanohablantes, seguido de Colombia con más de 47 millones y España con más de 46. Estados Unidos ofrece una población hispana de más de 50 millones de personas. Es decir, Estados Unidos cuenta con la segunda población hispana del mundo en un marco nacional; pero ser hispano en Estados Unidos no significa necesariamente hablar español. La cultura hispana en Estados Unidos también se vive en inglés. Yes, you can.

Por otro lado, según datos del Cervantes el español es la tercera lengua más utilizada en internet, por detrás del inglés y el chino. Su uso creció un 807,4% entre 2000 y 2011, hasta el punto que hoy el 7,8% de los usuarios de internet en el mundo se comunican en español. El español es también la segunda lengua más utilizada en Facebook y Twitter.

Durante el Foro de Madrid, compartí un panel, entre otros, con el profesor e hispanista Lu Jingsheng, coordinador nacional del español para el gobierno chino. El profesor Jingsheng irradiaba optimismo al afirmar la progresión imparable del español en su país, “como salida laboral y oportunidad de negocio”.

Luego, durante una video conferencia Madrid-Boston, conversamos con Francisco Moreno, director ejecutivo del Instituto Cervantes en la Universidad de Harvard, quien hizo un análisis de la realidad hispanounidense desde lo lingüístico y lo cultural. Para entender la realidad hispana, hay que conocer los debates que se están entablando dentro de la propia comunidad latina, dijo Moreno. Esos debates giran en torno a dos cuestiones interconectadas: la de la homogeneidad de la comunidad hispana y la de su grado de asimilación. Por su parte, Jesús Andreu Ardura director de la Fundación Carolina dijo, al referirse al papel del español en las redes sociales, que éste va a experimentar un incremento exponencial, fruto de una triple causa: “La proliferación de empresas de base tecnológica en el subcontinente, la intensificación de relaciones comerciales entre Europa, Iberoamérica y EEUU y, por último, la necesidad de las economías del resto del mundo de conocer el español”.

No es resumible en 600 palabras un Foro internacional al que sirvió de colofón un conversatorio con el Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa. Pero lo resumo en la fineza intelectual que mostró el director de la Real Academia Española, Darío Villanueva, al decir que el español era hoy una lengua global gracias —no a la colonización española de América—, sino como resultado de las independencias americanas.


Avendaño es Director de El Tiempo Latino, la publicación en español de The Washington Post.

@albertoavendan1



--