0

Ellos cambian vidas

El Latin American Youth Center
El Latin American Youth Center celebró el 22 de octubre su Desayuno de Héroes en el auditorio del Washington Post. El Tiempo Latino fue el anfitrión de este evento anual que da a conocer la labor del Centro con los jóvenes.

El Latin American Youth Center celebró el 22 de octubre su Desayuno de Héroes en el auditorio del Washington Post. El Tiempo Latino fue el anfitrión de este evento anual que da a conocer la labor del Centro con los jóvenes.

LAYC 2015 Breakfast for Heroes

LAYC: Breakfast for Heroes

El auditorio del Washington Post acogió un año más el Desayuno para Héroes del Latin American Youth Center (LAYC), llenando la sala de testimonios emocionales y pruebas de vidas cambiadas el jueves 22 de octubre.

“El abogado José Blanco fue mi súper héroe: él me apoyó, me animó y consiguió para mi la residencia legal en este país”, dijo el joven Wilson Santos al explicar una peripecia vital que lo llevó a escapar de las pandillas y la pobreza en Guatemala, en 2013.

“Fue duro y peligroso y al cruzar el Río Bravo me detuvo Inmigración”, contó Santos quien se había marchado de su país a los 17 años. Fue el LAYC su tabla de salvación, dijo. “Ahora quiero ser el primer profesional en mi familia y enviar dinero a los míos en Guatemala”.

La mañana siguió con música y la poesía de Asha Gardner, una joven que reflexionó sobre el valor de la palabra para cambiar las cosas. Además, Tameka Evans contó a El Tiempo Latino que el LAYC le ofreció el apoyo para poder acabar sus estudios y “seguir adelante en la vida”.

Se reconoció, además, el apoyo y la labor de la educadora Maritza González, directora de asuntos latinos en las Escuelas Públicas del condado de Prince George’s, en Maryland.

Por su parte, Tony Márquez, miembro de la junta directiva del Centro explicó a El Tiempo Latino que para él y la empresa que representa, Eagle Bank, se trata de ayudar y de devolverle a la comunidad; pero, enfatizó, se trata también de algo personal: “me acuerdo siempre de mi padre quien debió salir adelante sin una educación y una guía”.

El Tiempo Latino fue el anfitrión del evento un año más y su director, Alberto Avendaño, tomó la palabra para saludar la labor “infatigable desde 1974 del LAYC cambiando vidas”.

La presidenta y CEO del Centro expresó que su deseo era que este tipo de eventos ayudaran a ampliar el círculo de apoyo para la organización y los jóvenes.

“No hay nada mejor para quienes deseen ayudarnos que conocer en persona estas vidas y a estos héroes”, dijo Kaplan.

“Nuestros jóvenes y nuestras historias de éxito son nuestros mejores embajadores para presentarnos ante la comunidad y enseñar el testimonio de las vidas que sí se pueden cambiar”, concluyó.

Para más información sobre el Latin American Youth Center visitar http://www.layc-dc.org/

LEER AQUI SOBRE EL EVENTO DE 2014