0

Por qué los candidatos republicanos son malos para nuestra comunidad

Presidenciales 2016
Diez de los principales precandidatos del Partido Republicano a la presidencia, antes del debate del jueves 6 de agosto de 2015.

Diez de los principales precandidatos del Partido Republicano a la presidencia, antes del debate del jueves 6 de agosto de 2015.

Si alguno de los candidatos republicanos llega a la Casa Blanca, sería una pesadilla para nuestra comunidad. Durante el debate, los moderadores intentaron sacar a relucir las diferencias entre los candidatos republicanos. En la mayoría de los casos, la única diferencia era en los tintes de gris entre las posiciones de política extrema de un candidato y la aún más extrema posición de otro.

Sobre la salud de la mujer, por ejemplo, la conversación se centró sobre si los republicanos deberían o no de hecho cerrar al Gobierno con el fin de suspender los fondos públicos a Planned Parenthood. Algunos de los candidatos creen que suspender los fondos públicos a la organización para la salud de la mujer sobre la cual dependen cientos de miles de mujeres latinas es más importante que asegurar que nuestro Gobierno envie cheques del Seguro Social a tiempo o proporcione préstamos a pequeños negocios en áreas rurales. Pero todos los candidatos están de acuerdo que los fondos públicos deberían de ser suspendidos a Planned Parenthood, sin importar cuántas mujeres serían perjudicadas, es sólo cuestión de cómo.

Sobre la inmigración, los candidatos no discutieron formas razonables de mejorar nuestro sistema migratorio. En cambio, debatieron sobre las propuestas republicanas más extremas. Discutieron la factibilidad de deportar a cada inmigrante indocumentado en los Estados Unidos. Argumentaron sobre si la 14ta Enmienda de la Constitución garantiza el derecho a la nacionalidad por nacimiento (por supuesto que lo garantiza). Hasta Marco Rubio dijo que necesitábamos “sin duda” construir un muro entre los Estados Unidos y México.

No hablaron sobre cómo asegurar que los DREAMers se puedan hacer ciudadanos de este país, el país que es su hogar. Ni siquiera hablaron sobre cómo asegurarse que los padres indocumentados de ciudadanos puedan vivir sin temor a ser deportados. No hablaron de ninguno de los temas más críticos porque ninguno de los candidatos tiene como prioridad soluciones de sentido común para mejorar nuestro sistema de inmigración y proteger a las familias. Ellos simplemente tratan de anotar puntos políticos y atender a la base anti-inmigrante del Partido Republicano.

Sobre el medio ambiente, aún los pocos candidatos quienes reconocieron que el cambio climático es real no quieren hacer nada acerca de ello. Cuando Rubio, Walker y Christie se opusieron a medidas necesarias para limitar el cambio climático y mejorar nuestro medio ambiente, no sólo negaron el impacto que el cambio climático tendría, les dieron la espalda a las comunidades minoritarias y comunidades de bajos ingresos. Sufre enormemente la comunidad latina por la mala calidad del aire—niños en nuestra comunidad tienen una posibilidad más alta de 40% de morir del asma que sus compañeros de la misma edad. No me sorprende que ni siquiera esto se tocó en el debate.

Me hubiera gustado que los candidatos hubieran discutido las formas de incrementar el acceso a un cuidado de salud asequible y de buena calidad. Me hubiera gustadi que ellos hubieran hablado sobre cómo los inmigrantes han fortalecido a nuestro país y cómo debemos trabajar para darles la bienvenida.

Que hubieran discutido las formas de proteger al medio ambiente y a nuestros hijos. En lugar de esto, ellos debatieron las propuestas políticas más extremas que existen—políticas que serían devastadoras para nosotros. Tristemente, el Partido Republicano se ha vuelto insoportable para nuestra comunidad.

———————————————————————————————————————

Dolores Huerta es una líder pro derechos civiles y consejera para la organización People For the American Way.