Quantcast
El Tiempo Latino
11:35 a.m. | 68° 10/21/2017

“La prensa no usa fuentes latinas”


Ricardo Valencia analiza cómo se trató la crisis de los niños migrantes en varios periódicos estadounidenses

Alberto Avendaño/ETL | 4/7/2016, 3:33 p.m.
“La prensa no usa fuentes latinas”
INVESTIGADOR. Ricardo Valencia analizó la cobertura de alguna prensa en inglés sobre la crisis de los niños migrantes. | Diego Contreras Medrano/Para El Tiempo Latino

SOLIDARIDAD. Foto de una manifestación de apoyo a los niños migrantes en Washington, DC, en 2015.

Alfredo Duarte Pereira

SOLIDARIDAD. Foto de una manifestación de apoyo a los niños migrantes en Washington, DC, en 2015.

Estudia un doctorado en medios de comunicación en la Universidad de Oregon, pero Ricardo Valencia es un salvadoreño que ha vivido de cerca el tema migratorio centroamericano durante sus años de trabajo en la embajada de El Salvador en Washington, DC.

Recientemente, Valencia presentó en su Universidad el estudio titulado “At the Border: A comparative analysis of U.S. newspaper reporting about unaccompanied immigrant children”, en el que analizó cientos de artículos y fuentes noticiosas estadounidenses sobre el tema del movimiento migratorio de menores no acompañados que cruzan la frontera sur de Estados Unidos. Lo que Valencia encontró es que la cobertura deja mucho que desear tanto en cantidad como en calidad.

El investigador piensa que es esencial para la buena salud de la democracia estadounidense hacer una buena cobertura de esta realidad migratoria centroamericana. Los centroamericanos son uno de los grupos latinos más grandes de Estados Unidos, dice Valencia, y es esencial que el país se involucre en la conversación; pero, además, es un tema relevante para todo un continente.

Portada del New York Times sobre  los niños   migrantes.

ETL

Portada del New York Times sobre los niños migrantes.

Lo que sigue es una conversación con Ricardo Valencia sobre la cobertura periodística en inglés de un tema que fue calificado por la Casa Blanca como una crisis humanitaria.

—¿Cómo surge su interés por el tema de los menores migrantes centroamericanos y cómo llega a ser parte de su estudio universitario?

—Siempre me interesé por el tema de los menores sin compañía que cruzaron la frontera en grandes cantidades en el verano de 2014. En ese momento yo estaba en Washington D.C. y presencié una sitación que tuvo muchas implicaciones políticas. Estados Unidos vivía una elección de medio término y los republicanos usaron ese tema para atacar al presidente Obama. Con eso en mente, decidí investigar cómo se cubrió ese tema a nivel nacional, más allá de los periódicos del área de Washington D.C. Gané una beca del Centro de Estudios Latinos y Latinomericanos de la Universidad de Oregon de la que soy estudiante de doctorado en medios de comunicación. Debo aclarar que mis conclusiones son sobre la muestra de periódicos que analicé, no sobre la generalidad de la cobertura periodística en Estados Unidos.

—¿Buscó intencionadamente relación entre cobertura periodística y demografía latina en la región que abarca el medio estudiado o esto vino como una consecuencia?

—Abordé el tema, consciente del cambio demográfico en Estados Unidos. La población latina es mayor en ciudades con periódicos importantes como Los Angeles y Nueva York. Creía que los periódicos en ciudades con más latinos tendrían más fuentes latinas, en especial centroamericanas, que los periódicos en áreas con menos latinos como Portland y Seattle. Por eso decidí comparar dos grupos de periódicos: matutinos en ciudades con mayor población centroamericana (Los Angeles Times y The New York Times) y periódicos en áreas con pocos centroamericanos (The Oregonian y The Seattle Times). Me centré en cobertura entre mediados de mayo de 2014 y finales de julio de ese mismo año. Aspiraba a encontrar las diferencias entre ambas coberturas en el uso de fuentes y de la relevancia que le daban a la noticia. Hice un análisis cuantitativo de contenido que abarcó mas de 150 noticias y 900 fuentes que, en este caso, son la gente a la que los periodistas atribuyen la información.