Quantcast
El Tiempo Latino
7:12 p.m. | 47° 11/19/2017

El Salvador responde a Trump


La Iglesia dice que EEUU perderá con deportaciones y el presidente que defenderá derechos de los salvadoreños

11/18/2016, 1:36 p.m.
El Salvador responde a Trump
PRELADO.El arzobispo de San Salvador y máximo jerarca católico en ese país centroamericano, José Escobar Alas | Oscar Rivera/EFE

Estados Unidos y el mundo perderán si el presidente electo de ese país, Donald Trump, decide deportar a miles de migrantes que se encuentran de forma ilegal en esa nación, dijo el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas.

“Esperamos que el presidente electo haya hecho un discurso antimigrante como estrategia de campaña y que no lo lleve a cabo; porque si hace todo lo propuesto va a perder el mundo, perdemos todos, los Estados Unidos mismo”, manifestó el representante de la Iglesia católica en una conferencia de prensa en catedral Metropolitana, en San Salvador.

Escobar explicó que a pesar de que Trump expuso un discurso “moderado y con otro tono” tras conocer su victoria, “habrá que esperar (a ver) cómo se desenvuelve en su puesto como presidente”.

El arzobispo enfatizó que “los salvadoreños y demás centroamericanos van a Estados Unidos buscando el bienestar de su familia”.

“Estas personas hacen un gran esfuerzo, ponen en peligro sus vidas en busca del bienestar de sus familias (...) son personas buenas y honestas por lo que espero que no se les trate como criminales o se les violen sus derechos”, agregó. Trump sustituirá, desde el 20 de enero próximo, en la Casa Blanca a Barack Obama, cuya Administración dio este 2016 una prórroga de 18 meses al Estatus de Protección Temporal (TPS) concedido a los migrantes salvadoreños que ingresaron sin documentos antes de 2001.

Dicho TPS, que permite a los inmigrantes trabajar en ese país, fue otorgado por mandato del presidente George W. Bush, del Partido Republicano, a raíz de dos terremotos que en enero y febrero de ese año asolaron la nación centroamericana, y en él están inscritos unos 195.000 salvadoreños, de los más de 3 millones que se encuentran en esa nación.

El domingo 13, Donald Trump aseguró que deportará a los inmigrantes que tienen “antecedentes penales”, una decisión que podrían afectar a entre uno y tres millones de personas. “Lo que vamos a hacer es tomar a la gente que son criminales y que tienen antecedentes penales, pandilleros, traficantes de droga, probablemente dos millones, podrían ser incluso tres millones, y vamos a echarlos del país o vamos a encarcelarlos”, indicó Trump en su primera aparición televisiva tras el triunfo electoral.

Por su parte, el Gobierno de El Salvador aseguró que trabajará por garantizar los derechos de los más de 2 millones de compatriotas que se encuentran de forma ilegal en los Estados Unidos, esto ante las amenazas de deportaciones de Donald Trump.

La Presidencia detalló en un comunicado que el Ejecutivo salvadoreño está en la disposición de trabajar con las nuevas autoridades del país norteamericano para que se “respeten los derechos de aquellas personas que han migrado a ese país”.

“Más de 3 millones de salvadoreños están en los Estados Unidos y muchos de ellos no tienen en regla sus documentos migratorios, por ello vamos a defender sus derechos”, dijo el presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén.

El mandatario agregó desde el programa de radio y televisión que protagoniza que también se implementarán acciones para que los jóvenes de este país no “aspiren” a irse a los Estados Unidos.