Quantcast
El Tiempo Latino
6:54 a.m. | 40° 11/20/2017

Las humanidades de José Andrés


Recibió la Medalla oficial de la Casa Blanca por su contribución a la innovación cultural en Estados Unidos

Alberto Avendaño | 9/30/2016, 1:10 p.m.
Las humanidades de José Andrés
HONOR. El presidente Obama entrega la Medalla de las Humanidades al chef José Andrés el 22 de septiembre. | Alex Wong/Getty Images

Caricatura del Chef José Andrés por el artista español GOGUE.

GOGUE/Para El Tiempo Latino

Caricatura del Chef José Andrés por el artista español GOGUE.

Lleva una vida reinventándose e impactando su territorio profesional, el del sabor y la cocina, que para él es también la patria de las emociones, la cultura y la solidaridad humana. Ahora, el chef José Andrés acaba de recibir la Medalla a las Humanidades que concede Estados Unidos a quien, como él, ha hecho la diferencia en la manera en que sentimos los sabores y ha enriquecido el tejido cultural estadounidense.

“Yo soy solamente un cocinero”, repite Andrés a quien le pregunte.

Pero un cocinero que se involucra cultural y cívicamente en su comunidad, en sus patrias políticas y emocionales —España y Estados Unidos— y que parece obsesivamente empeñado en cambiar el mundo a través de lo que sabe hacer: cocinar.

Dice que se gana la vida cocinando, que le importa la comida y que quiere contribuir a aliviar el hambre en el mundo. Por eso, cuando el huracán Katrina devastó Nueva Orleans sintió “un llamdo” y cuando un terremoto asoló Haití en 2010 decidió “viajar allí y cocinar para la gente”. Aquel fue, dice, el momento de actuar; pero José Andrés quería ofrecerle a esas comunidades sustentabilidad. Y creó World Central Kitchen.

DISCURSO. El chef José Andrés durante un evento de Latino Victory Project en la primavera de 2016 en DC.

Alfredo Duarte/Para El Tiempo Latino

DISCURSO. El chef José Andrés durante un evento de Latino Victory Project en la primavera de 2016 en DC.

“Creo que se puede erradicar el hambre, pero necesitamos ser inteligentes e innovadores, y necesitamos hacerlo ahora”, expresa siempre con cierto sentido de urgencia. Porque José Andrés parece que siempre tiene prisa, y seguirle el ritmo en la generación de ideas para otro restaurante o para otra iniciativa social, no es tarea fácil. Y ahora, además, en plena vorágine electoral su nombre también está sobre la mesa.

Durante la recepción en la Casa Blanca que siguió a la entrega de manos del presidente Barack Obama de las medallas a las Artes y Humanidades, el 22 de sptiembre, al chef le preguntaron por su litigio judicial con el candidato presidencial Donald Trump.

“La mejor manera de combatir a cualquier persona que tenga mensajes negativos es tener una buena sonrisa, salir a votar y apostar por un mundo de inclusión y no de exclusión”, dijo Andrés quien retiró su nombre del restaurante del nuevo hotel de Trump en Washington luego de los insultos contra los inmigrantes hispanos con que el candidato republicano inició su campaña como aspirante presidencial.

MEDALLA. José Andrés en el Congressional Hispanic Caucus Institute con  Hillary Clinton en 2015

Alfredo Duarte/Para El Tiempo Latino

MEDALLA. José Andrés en el Congressional Hispanic Caucus Institute con Hillary Clinton en 2015

En mayo pasado, también en Washington, durante un evento de Latino Victory José Andrés declaró que había dejado de ser “independiente” y se había registrado como demócrata ante el enrarecido ambiente político que atraviesa el país exacerbado por el fenómeno Trump.

“Los indocumentados no son el problema, son parte de la solución para hacer Estados Unidos grande otra vez”, defendió el chef español en referencia al eslogan electoral de Trump.

Asegura que no es plato de su gusto esto del menú político, pero Andrés es un hombre de acción y de transformación. Y quedarse callado no es un condimento que utilice en sus recetas. Lo cierto es que a este inmigrante español y ahora hispanounidense, Estados Unidos lo ha acogido con los brazos abiertos casi de manera multiplataforma: “celebrity” que se codea con Hollywood tanto como con los medios de comunicación, conductor de programas de TV con la comida y el sabor español de protagonistas, activista social y comunitario y, además, consejero en temas de nutrición para la Casa Blanca donde ha colaborado con la primera dama Michelle Obama. ¿Se puede pedir más de un inmigrante? Tal vez sí: fue nombrado miembro del Consejo Asesor de Turismo y Viajes del Gobierno de Estados Unidos.