Quantcast
El Tiempo Latino
1:52 p.m. | 92° 6/19/2018

Bajo la nueva regla migratoria de Trump, probablemente su propio abuelo no habría entrado a EEUU


El abuelo de Trump. Los bisabuelos de Stephen Miller. Y otros más, incluyendo un miembro del gabinete.

Philip Bump | The Washington Post | 8/3/2017, 11:24 a.m.
Bajo la nueva regla migratoria de Trump, probablemente su propio abuelo no habría entrado a EEUU
Un biógrafo de Trumpf - padre de Fred Trump, que era el padre del presidente - dijo a Deutsche Welle que el abuelo de Donald Trump no hablaba inglés cuando él llegó aquí. | Jabin Botsford — The Washington Post

"Enseñando inglés unos a otros, trabajando juntos para construir su fortuna, los dos inmigrantes eventualmente compraron una pequeña tienda de comestibles", dice. "La familia Baker vivía arriba y toda la familia trabajaba en la tienda, Freya y sus dos hermanos eran educados en el excelente sistema de escuelas públicas".

Otros altos funcionarios de Trump tienen árboles genealógicos que sugieren antepasados a los que se les hubiese prohibido la entrada en Ellis Island.

El bisabuelo de Kellyanne Conway fue nombrado Pasquale Lombardo, y nació en Nápoles, Italia. Un hombre de ese nombre y la edad apropiada se identifica en el censo de 1910 como viviendo en Pennsylvania y trabajando en los hornos de la industria de la acería que hablaba solamente el italiano.

El tatarabuelo de Stephen K. Bannon era un hombre llamado Mattias Herr, que nació en Baviera en 1836 antes de trasladarse a Maryland. No está claro si hablaba inglés o sabía algún oficio.

Mike Pence - como la mayoría de los estadounidenses - es también nieto de un inmigrante. El padre de su madre, Richard Michael Crawley, emigró de Irlanda para trabajar como conductor de autobús. Habló inglés, sin embargo, y probablemente habría aprobado la admisión en virtud de la Ley Raise.

Sin embargo, como se mencionó anteriormente, al menos un miembro del Gabinete de Trump no lo hizo. Elaine Chao, la secretaria de transporte de Trump (y esposa del líder de la mayoría del Senado Mitch McConnell), nació en Taiwán y llegó a Estados Unidos en 1961, cuando tenía 8 años.

Ella describió esa transición en una entrevista de CNN el mes pasado.

"Recuerdo lo difícil que fue intentar aprender una nueva cultura, un nuevo idioma y sólo adaptarse a cosas cotidianas como la comida, ya que la mayoría de los chinos no comen carne con pan", dijo. Mientras trataba de aprender el idioma, "los niños eran malos conmigo", dijo.

Su padre, que hablaba inglés, ya estaba en los Estados Unidos cuando Chao y su madre y hermanas llegaron, trabajando en la industria marítima. ¿Eso habría sido suficiente para justificar la admisión? ¿Traer a su familia?

Este parece que fue el punto de Acosta: ¿Dos siglos de experiencia no demuestran que las personas que llegan a Estados Unidos sin la capacidad de hablar inglés o un oficio altamente calificado pueden tener un impacto significativo en el futuro del país?

(Traducción El Tiempo Latino/El Planeta Media)