0

Se resuelve caso de adolescente inmigrante acusado de violación en Maryland al admitir posesión de pornografía infantil

Otra batalla está en puertas: si Montano, un nativo de El Salvador que entró ilegalmente el año pasado en el país, se le concederá estatus de residente o será deportado.
El presunto ataque del 16 de marzo en la Escuela Secundaria Rockville atrajo la atención nacional.

El presunto ataque del 16 de marzo en la Escuela Secundaria Rockville atrajo la atención nacional. Cortesía/Montgomery County Public Schools

José Montano, un joven de 17 años de Maryland acusado y luego liberado de cargos de agresión sexual en un caso de alto perfil por las acusaciones de una violación brutal en un baño de una escuela secundaria, admitió el viernes tener un obsceno video de una menor en su teléfono, un delito mucho menos grave.

La resolución del caso penal estatal -en el Tribunal de Menores del Condado de Montgomery- abre el camino para otra batalla: si Montano, un nativo de El Salvador que entró ilegalmente el año pasado en el país, se le concederá estatus de residente o será deportado.

"Hay mucho trabajo por hacer", dijo uno de sus abogados, José Canto, "pero creo que tiene la oportunidad de obtener una green card".

El alegato representó una resolución tranquila a una historia que atrajo la atención nacional y la mención en una rueda de prensa de la Casa Blanca ya que se convirtió en parte de un debate más amplio sobre la inmigración ilegal.

Montano admitió que tenía “participación”, un término de la corte de menores, en la posesión de un video pornográfico de la niña involucrada en el caso de violación. Ella hizo el video, que tenía unos 10 segundos de largo, y lo envió a Montano la noche antes de la supuesta violación, según los abogados de Montano.

El futuro inmediato de Montano no está claro. Está detenido en un centro de detención juvenil en Virginia. Un juez de Montgomery programó el viernes una audiencia para el 16 de agosto, y en última instancia podría entregar a Montano a sus familiares.

El caso original surgió a mediados de marzo, después de que los detectives del Condado de Montgomery fueron llamados a la Escuela Secundaria Rockville. Se reunieron con la estudiante de 14 años, quien les dijo que Montano y su amigo, Henry Sánchez Milian, de 18 años, la habían violado repetidamente en un puesto de baño.

Los detectives cuestionaron a Sánchez Milian, quien reconoció que él y Montano tenían relaciones sexuales con la chica. Luego, los detectives cuestionaron a Montano, quien dijo que habían ido al baño simplemente para contar chistes, según una declaración jurada de la policía. Los detectives acusaron a ambos adolescentes de dos cargos de delito sexual de primer grado y uno de violación en primer grado. Montano, un joven, fue acusado como un adulto.

Las noticias revelaron las historias de inmigración de los adolescentes. Sánchez Milian también había ingresado al país ilegalmente un año antes, desde Guatemala. Ambos adolescentes habían sido detenidos en la frontera y luego se les permitió continuar en el condado de Montgomery, donde se inscribieron en Rockville High como estudiantes de noveno grado mientras esperaban posibles procedimientos judiciales de inmigración.

En el caso de la violación, los abogados defensores de los dos afirmaron que los actos sexuales en el baño eran bajo consenso.

Los fiscales del Estado del Condado de Montgomery revisaron el caso y finalmente determinaron que había demasiadas inconsistencias y la evidencia no apoyaba los cargos originales. En mayo, dejaron de lado todos los cargos de agresión sexual contra los adolescentes.

Pero a medida que lo hacían, los fiscales presentaron cargos de pornografía infantil contra Montano y Sánchez Milian por dos imágenes - un video y una foto - de la chica en los teléfonos de los adolescentes. Las imágenes, según los abogados de los adolescentes, habían sido enviadas por la niña a Montano, quien las compartía con Sánchez Milian.

Los fiscales persiguieron el nuevo caso contra Sánchez Milian en un tribunal de adultos, acusándolo de dos cargos de posesión de pornografía infantil. Sánchez Milian permanece detenido en la cárcel de Montgomery, donde agentes de inmigración han presentado una detención en su contra - y la indicación de que eventualmente podrían actuar para tratar de deportarlo.

El nuevo caso contra Montano pasó a un tribunal de menores, donde fue acusado de dos cargos de posesión de pornografía infantil y dos cargos de distribución de pornografía infantil porque envió las imágenes a Sánchez Milian y posiblemente a otros.

Los procedimientos de los tribunales de menores, incluidos los cargos, a menudo se mantienen confidenciales y el Washington Post generalmente no identifica a los acusados de menores que no son acusados como adultos. Pero los abogados de Montano quisieron abrir las audiencias, y no se oponían a que un reportero estuviera presente.

Los abogados de los dos adolescentes han dicho durante mucho tiempo que los cargos por pornografía eran demasiado duros y llevaban el caso a una serie de leyes de pornografía infantil diseñadas para perseguir a los adultos. Los abogados también señalaron que las imágenes que se utilizan contra sus clientes habían sido parte de las comunicaciones que habían ayudado a conducir al caso de violación que se cayó.

En una audiencia de media hora el viernes, la fiscal adjunta Mary Herdman dijo a la jueza de circuito Cynthia Callahan que las partes habían llegado a una resolución, y ella ya no cesfuerzo continuaría sus esfuerzos de llevar el caso de pornografía contra Montano a un tribunal de adultos.

Bajo su petición, Montano declaró que estuvo involucrado en uno de los cargos de posesión de pornografía infantil y los fiscales eliminaron los otros cargos de posesión y los dos cargos de distribución.

Montano, vestido con una camisa azul y escuchando un audífono a un intérprete de español, respondió a preguntas diseñadas para establecer que quería aceptar el acuerdo de culpabilidad.

Herdman leyó un breve resumen de lo que los fiscales habrían presentado si el caso hubiera ido a juicio y dijo que la policía encontró las imágenes en la cuenta de Instagram de Montano.

Fuera del tribunal, David Wooten, abogado de Montano, dijo que su cliente ha aprendido que "necesita respetar a las niñas más" y que el sexo consensual en un baño de la escuela secundaria es un mal comportamiento. "Él entiende que fue una decisión horrible", dijo Wooten.

Él dijo que dado los antecedentes de Montano en El Salvador - fue abandonado por sus padres y huyó del país para alejarse de las pandillas que tratan de reclutarlo, dijo su abogado - tiene razones para establecer un caso para que se le permita permanecer en Estados Unidos.

(Traducción El Tiempo Latino/El Planeta Media)



--