0

Aumenta la presión internacional contra el régimen de Nicolás Maduro

Carlos Ponce, Director para Latinoamérica y el Caribe de Freedom House, advierte sobre más sanciones de EE.UU. a funcionarios de ese gobierno
DISCURSO. El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sigue afianzando su régimen autoritario que le ha generado el rechazo de la comunidad internacional.

DISCURSO. El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, sigue afianzando su régimen autoritario que le ha generado el rechazo de la comunidad internacional.

LÍDER. Carlos Ponce, Director para Latinoamérica y el Caribe de Freedom House.

El Tiempo Latino

LÍDER. Carlos Ponce, Director para Latinoamérica y el Caribe de Freedom House.

Conversamos con el Director para Latinoamérica y el Caribe de Freedom House, Dr. Carlos Ponce sobre Venezuela y el rol de esta institución en las recientes sanciones por parte del Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos a funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro.

Ponce apuntó que el trabajo de incidencia que se viene haciendo para ayudar a restablecer el orden constitucional y democrático en Venezuela incluye lograr que los funcionarios del régimen de Nicolás Maduro se sientan presionados por la comunidad internacional y así arrinconarlos judicial y financieramente, y restringirles su capacidad de movilidad internacional.

“Desde la administración Obama en mi calidad de Director de Freedom House me dediqué a estudiar y visitar otros países donde las sanciones dieron resultados. Por ejemplo, en Sudáfrica, lo que hizo romper el Apartheid fue un proceso sistémico de sanciones personales y colectivas. Recientemente en Burma la más cruda dictadura militar abrió paso a un proceso democrático al verse acorraladas las empresas propiedad de militares, sus socios, sus banqueros y sus familiares con un proceso de sanciones internacionales. Incluso en una dictadura teocrática como la de Irán, el proceso de sanciones ayudó a reducir los intentos para el desarrollo de armas nucleares”, dijo Ponce.

MISERIA. Hombres, mujeres y niños registran la basura en las calles de Venezuela para tratar de encontrar algo de comer.

EFE

MISERIA. Hombres, mujeres y niños registran la basura en las calles de Venezuela para tratar de encontrar algo de comer.

Cuando preguntamos a Carlos Ponce por qué tardaron tanto en salir las sanciones a venezolanos, el Director de Freedom House respondió:

“Los procesos de sanciones tardan tiempo porque hay que tener pruebas, revisar las conexiones y verificar las relaciones comerciales de los potenciales sancionados, y así descubrir los vehículos e instrumentos que utilizan para legitimar y movilizar los fondos tóxicos”.

“También hay intromisión de algunos banqueros utilizando a miembros de la oposición en Venezuela a través de sus financiamientos y contratación de lobistas en Estados Unidos que se dedican a obstaculizar muchos de nuestros esfuerzos. Además este es un proceso que incluye a varios miembros del Congreso en Estados Unidos y sus ‘staffers’ que son instrumentales para esta misión”, explicó Ponce.

Comienzan las sanciones

“Desde la muerte de Hugo Chávez, la baja en los precios del petróleo, y las ineptitudes de la diplomacia madurista, Venezuela pierde influencia en el mundo político en Estados Unidos y por ende los que promovemos este tipo de sanciones pudimos actuar con mayor eficiencia y menos ataques”, subrayó Ponce.

Sobre las sanciones de las que han sido objeto funcionarios del gobierno venezolano, el activista por los derechos humanos acotó:

“La lista de sancionados que hemos visto hasta ahora ha servido de validación de que el proceso sancionatorio es efectivo. Vemos cómo ha crecido el temor de banqueros, funcionarios del gobierno y militares venezolanos que se sienten sancionables. Estamos convencidos de que se debe ampliar la lista de sancionados por el Departamento del Tesoro e incluir a diversos intermediarios financieros, banqueros, empresas aseguradoras, militares y en particular a sus familiares, y ‘amantes’ para que la presión se siga extendiendo. Estas sanciones, al igual que en Sudáfrica o Burma servirán para abrir el camino hacia la restauración del orden constitucional y lograr un gobierno de transición”.

La lucha de Ponce por los derechos humanos hoy le afecta mucho más directamente por la grave situación que vive su país Venezuela.

“Luego de la lucha en toda la región de Latinoamérica por reestablecer procesos democráticos, lo que me ha generado la expulsión de países como Nicaragua y Cuba, para mí Venezuela, mi país, es la prioridad en estos momentos porque la catástrofe humanitaria y la violación sistémica de los derechos humanos ha llegado a efectos devastadores”, aseguró Ponce.

El gobierno de Donald Trump ya ha sancionado a 13 funcionarios y militares venezolanos, entre ellos al Presidente Maduro, y ha congelado sus cuentas bancarias y bienes en los territorios de Estados Unidos. Ponce admite que vendrán más penalizaciones.

SEDE. Freedom House.

Archivo

SEDE. Freedom House.

“Estamos recomendando sanciones no solo a funcionarios, familiares y sus relacionados comerciales, sino también a entes e individuos que se han enriquecido a través de la especulación con bonos y operaciones cambiarias que han causado la debacle económica, y los hace cómplices de la corrupción y la miseria de la mayoría de los venezolanos. Apoyo la sugerencia que hacen académicos para sacar a Venezuela del índice general de bonos emergentes de JP Morgan”, advirtió.

Consultado Ponce sobre las recientes declaraciones de los cancilleres de Latinoamérica, la OEA y del gobierno del Presidente Donald Trump con respecto a recrudecer su presión sobre la restitución de la democracia en Venezuela, el activista advirtió:

“Yo no creo que los venezolanos seamos capaces de derrotar a la narco-dictadura sin el apoyo internacional”.

FREEDOM HOUSE

Freedom House es una organización sin fines de lucro dedicada a la expansión de la libertad y la democracia en todo el mundo.

Trabaja para defender los derechos humanos y promover el cambio democrático, centrándose en los derechos políticos y las libertades civiles. También actúa como un catalizador para la libertad a través de una combinación de análisis, defensa y acción.

Fundada en 1941, Freedom House fue la primera organización americana en defender el avance de la libertad a nivel mundial, mediante el apoyo a los activistas de primera línea en sus esfuerzos por defender los derechos fundamentales, incluyendo documentar los abusos, abogar por la justicia, poner fin a la impunidad y fortalecer la autoprotección de los defensores de los derechos humanos. Freedom House apoya las iniciativas de los grupos locales para contrarrestar las restricciones y proteger el espacio para la sociedad civil, en oposición al número creciente de gobiernos que están sofocando el trabajo de los activistas pro-democracia, restringiendo el espacio para las protestas pacíficas y obstaculizando la capacidad de los grupos de la sociedad civil para interactuar con sus contrapartes a nivel internacional.