Quantcast
El Tiempo Latino
10:08 a.m. | 38° 12/11/2017

Llevan alivio a las comunidades


Programa Bolsas de Amor ayuda a las familias del área y las víctimas del huracán María en Puerto Rico

Miguel Guilarte | 12/7/2017, 3:49 p.m.
Llevan alivio a las comunidades
UNIDAD. Elda Devarie (toda de rojo) con varios de sus asociados en Bolsas de Amor. | MIGUEL GUILARTE/ETL

Serena en la mirada y agradecida con todos los que la han apoyado en los diez años del Programa Bolsas de Amor, y especialmente en los recientes esfuerzos para la ayuda humanitaria a sus paisanos de Puerto Rico, Elda Devarie expresó su gratitud en una reunión con varios de sus asociados en estas obras de caridad.

Trajeada de rojo, quizás como un símbolo de acción, valentía y su actitud optimista ante la vida, Devarie no pudo disimular con sus ojos brillosos las emociones que la han movido por más de dos meses y medio, desde que el 20 de septiembre el huracán María desató toda su furia y destruyó, casi en su totalidad, a su amada isla de Borinquen.

“Yo vine de Puerto Rico muchos años atrás, sin amigos, sin familia, y supe lo que es tener que comenzar de cero. Es por eso que estoy muy agradecida y comprometida con las familias necesitadas aquí en el área metropolitana de Washington con nuestro programa Bolsas de Amor y por supuesto con mis hermanos puertorriqueños que son víctimas de los estragos del huracán María”, dijo Devarie durante una reunión en El Tiempo Latino, en la que habló sobre las labores humanitarias que han adelantado para socorrer a los puertorriqueños y lanzar oficialmente el Programa Bolsas de Amor 2018.

“Damos la bienvenida a nuestros asociados y patrocinantes de nuestras próximas actividades para la entrega de Bolsas de Amor en 2018 a las familias necesitadas y que tanto queremos. En marzo entregaremos las donaciones en Washington, DC, Maryland, Virginia y Penssylvania”, agregó Devarie, Presidenta y CEO de EMD Sales.

La empresaria recordó —y agradeció a Dios— por las incansables jornadas de recolección, empacado y envío de comida, ropa y otros insumos que han realizado en el área muchas organizaciones comunitarias, particulares y empresarios para socorrer a la población en Puerto Rico.

“Estamos con mucho amor mandándole ayuda a nuestros amigos de Puerto Rico. Lo hemos estado haciendo por los pasados 75 días y vamos a continuar porque ésta es una labor que requiere del esfuerzo y aporte de todos nosotros”, enfatizó Devarie.

Por su parte, la salvadoreña Jackie Reyes, Directora de la Oficina de la Alcaldesa de DC para Asuntos Latinos (MOLA), expresó:

“Quiero darles las gracias a todos porque cuando estamos en necesidad es como que Dios activa las redes y nosotros nos unimos en solidaridad para llevarle comida a nuestros hermanos de menores recursos de la comunidad”.

Impulsada por Devarie y un grupo de líderes comunitarios y empresariales, Bolsas de Amor es una campaña que por varios años ha estado repartiendo alimentos, amor y esperanza a familias de bajos recursos, en un programa donde el denominador común es la solidaridad.

“A pesar de que vivimos en un mundo capitalista, hay mucha pobreza que tenemos que combatir, quizás nunca vamos a dejar de tener pobreza porque siempre hay gente que tiene necesidades pero también estamos nosotros quienes unidos en caridad para el beneficio de otros, podemos socorrerlos”, acotó Reyes.

“Como dice la Alcaldesa (Muriel Bowser) cuando están en DC no importa si has estado aquí por muchos años y generaciones o si tienes cinco minutos aquí. Ya es responsabilidad de nosotros como gobierno. Le doy gracias a todos por estar acá. Estamos declarando este día como el ‘Día de los Soñadores’ porque hay muchas cosas que están pasando y no importa quién esté gobernando desde la Casa Blanca porque es responsabilidad nuestra los que está pasando en nuestra comunidad. Con Bolsas de Amor estamos y no nos vamos”, concluyó Reyes.

Uno de los momentos clave de esta obra de caridad es cuando —en pleno invierno— se elaboran las bolsas en los almacenes de EMD en Baltimore, Maryland, una actividad impregnada de un ambiente de solidaridad entre todos los voluntarios.

“Nos sentimos complacidos y bendecidos y agradecemos a todos los que quieren ayudarnos”, dijo Devalier al final, luego de que los líderes presentes en la reunión le agradecieran a ella por todos los esfuerzos incondicionales que realiza por las comunidades.