0

Los reguladores ponen fin a las reglas sobre neutralidad de la red

La movida para desregular la industria de las telecomunicaciones y el cable es un gran revés para las empresas de tecnología, los grupos de consumidores y los demócratas
Ajit Pai, presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones, habla durante una reunión abierta de la comisión en Washington el jueves.

Ajit Pai, presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones, habla durante una reunión abierta de la comisión en Washington el jueves.

WASHINGTON - Los reguladores federales votaron el jueves a favor de permitir que los proveedores de Internet aceleren el servicio de algunas aplicaciones y sitios web, y bloqueen o ralenticen a otros, en una decisión que deroga las regulaciones históricas de Obama para las compañías de banda ancha como AT&T y Verizon.

La movida para desregular la industria de las telecomunicaciones y el cable es un gran revés para las empresas de tecnología, los grupos de consumidores y los demócratas que que hicieron lobby contra la decisión. Y marca una victoria significativa para los republicanos que prometieron hacer retroceder los esfuerzos de la administración anterior, a pesar de una encuesta reciente que muestra que el 83 por ciento de los estadounidenses, incluidos 3 de cada 4 republicanos, se opune al plan.

Liderados por el presidente Ajit Pai, la Comisión Federal de Comunicaciones y sus otros dos miembros del Partido Republicano cumplieron el jueves la promesa de derogar las reglas de neutralidad de la red establecidas por el gobierno en 2015, y que buscaban obligar a los proveedores de Internet a tratar todos los servicios en línea, grandes y pequeños por igual. La agencia también fue un poco más allá, rechazando gran parte de su propia autoridad sobre el espectro de banda ancha en un intento por bloquear a los futuros funcionarios de la FCC que podrían tratar de regular a los proveedores.

El resultado es un rediseño completo de los poderes de supervisión de la FCC en la era digital, en un momento de rápida transformación en los sectores de medios y tecnología.

La medida es también un ejemplo prominente de los cambios de política que tienen lugar en Washington bajo el presidente Donald Trump. Con los republicanos controlando las palancas del gobierno, la política federal se ha movido hacia la derecha, eclipsando en algunos aspectos lo que se habrían considerado posiciones conservadoras medias hace apenas una década, dijo Jeffrey Blumenfeld, copresidente del comité antimonopolio y práctica de regulación del comercio en la firma de abogados Lowenstein Sandler.

"What we're seeing now is a dramatic change not just from the Obama administration, but even from the prior Republican administration," said Blumenfeld.

"Lo que estamos viendo ahora es un cambio dramático no solo de la administración Obama, sino incluso de la anterior administración republicana", dijo Blumenfeld.

Bajo el presidente George W. Bush, la FCC describió una serie de principios rectores que eventualmente conducirían a las reglas de neutralidad de la red 2015. El entonces presidente de la FCC, Michael Powell, en un discurso de 2004, dijo que los usuarios de Internet deberían disfrutar de cuatro libertades fundamentales: la libertad de acceder a cualquier contenido web de su elección, siempre que fuera legal; la libertad de usar cualquier aplicación en línea; la libertad de usar sus conexiones de banda ancha domésticas en cualquier dispositivo; y la libertad de obtener información de suscripción de sus propios proveedores.

Los defensores de los consumidores temen que esas libertades se puedan reducir en un mundo en el que los proveedores de Internet tienen permitido legalmente dar un trato preferencial a los sitios que poseen o con los que tienen relaciones comerciales, y discriminar contra las aplicaciones que no les agradan.

Por ejemplo, según las reglas de neutralidad de la red, a Verizon no se le permitió favorecer a Yahoo y AOL, que posee, al bloquear a Google. Además, no se le permitió a Verizon cobrar tarifas adicionales a Google para conectarse con los clientes de Verizon. Según las nuevas reglas, ese tipo de comportamiento sería legal, siempre que Verizon lo revelara. Algunos analistas dicen que las compañías de contenido afectado podrían pasar cualquier costo de red a los usuarios de Internet, y que los proveedores de Internet desarrollarán nuevas formas de comercializar el servicio de Internet que podría generar precios más altos.

"Usted y yo, y todos los que utilizan Internet para uso personal, veremos algunos cambios en los modelos de precios", escribió Glenn O'Donnell, un analista de la industria en la firma de investigación Forrester, en un correo electrónico. "Para la mayoría de nosotros, yo creo que pagaremos más. Es probable que los paquetes de servicios (por ejemplo, paquete de redes sociales, paquete de transmisión de video) se destinen al transporte básico para cosas como navegación web y correo electrónico".

Los proveedores de Internet contestan enérgicamente esa predicción. Sostienen que no hay ningún incentivo financiero para penalizar aplicaciones o servicios específicos, que ofrecer a algunos sitios la opción de un servicio más rápido podría beneficiar a los consumidores, y que las nuevas reglas permiten a la Comisión Federal de Comercio demandar a los operadores que actúen de manera anticompetitiva. La experiencia diaria de Internet de los consumidores será la misma "la próxima semana, el mes entrante y el próximo año", prometieron los funcionarios de la industria en una conferencia telefónica el miércoles.

Los funcionarios también dijeron que las reglas de 2015 desanimaron a los proveedores para que la banda ancha fuera más rápida y confiable, según la industria. USTelecom, un grupo comercial que representa a AT&T, Verizon y otros, dijo que el gasto anual en infraestructura de banda ancha cayó de $78.400 millones en 2014, antes de que las reglas entraran en vigencia, a $76.000 millones en 2016.

Con la decisión del jueves, "este país volverá a un marco regulatorio racional similar al que gobernó hábilmente Internet durante décadas", dijo AT&T en una publicación de su blog.

Powell, quien ahora lidera un importante grupo comercial de la industria del cable, dijo que la derogación de las reglas de neutralidad de la red de la FCC sigue siendo consistente con las cuatro libertades que describió hace casi 14 años.

"Nuestra creencia en ese momento era que Internet necesitaba mantener un entorno regulador ligero para hacer que la banda ancha se moviera", dijo Powell. "Y el compañero de esas cuatro libertades fue la decisión de mantener a Internet clasificada como un servicio de información". (Los proveedores de "servicios de información" tienen menos obligaciones bajo la estructura reguladora de la FCC que los proveedores de servicios de telecomunicaciones, una categoría que cubre a las compañías de teléfonos fijos).

Bajo el presidente demócrata de la FCC Tom Wheeler, las reglas de neutralidad de la red dieron el extraordinario paso de reclasificar a los proveedores de Internet como proveedores de telecomunicaciones, otorgando amplios poderes a la FCC para definir nuevas obligaciones para los proveedores en todo, desde precios hasta prácticas de privacidad.

Los defensores elogiaron la decisión de 2015 como una victoria para la protección del consumidor y un paso necesario a la luz de cuán diferente parecía ahora Internet en comparación con sus días anteriores, cuando menos empresas masivas dominaban el espacio. Mientras tanto, los grupos de la industria intentaron que los reglamentos fueran revocados en la corte. Fracasaron, pero han escalado el caso a la Corte Suprema. El tribunal aún tiene que decidir si escuchará el caso.

Mientras tanto, los partidarios de las reglas de neutralidad de la red han señalado que demandarán a la actual FCC con la esperanza de detener la decisión de Pai.

Algunos analistas creen que la incertidumbre que rodea a la neutralidad de la red brinda una oportunidad para que la legislación del Congreso resuelva el problema de una vez por todas. Los republicanos en el Capitolio son optimistas. Pero es probable que sus esfuerzos se detengan a menos que puedan cortejar a los votantes demócratas, y muchos demócratas consideran el litigio contra la FCC como el curso de acción preferible.

Las agudas divisiones sobre la neutralidad de la red muestran que lo que comenzó como un tema bipartidista se ha endurecido en dos lados distintos.

"El partidismo tribal está dominando nuestros debates sobre políticas públicas", dijo Marc Martin, abogado de comunicaciones de la firma Perkins Coie. "No siempre fue así. Primero adoptada y aplicada durante la administración Bush, la neutralidad de la red comenzó como una política no controvertida para proteger el uso de las plataformas en línea por parte de los consumidores".

(Traducción El Tiempo Latino/El Planeta Media)



--