0

Una cruda mirada dentro de los certámenes de belleza en Venezuela

El nuevo libro de la periodista venezolana Ibéyise Pacheco narra una historia que el lector deberá elegir si es realidad o ficción
Portada del libro "Las Muñecas de la Corona"

Portada del libro "Las Muñecas de la Corona"

Los conflictos políticos, sociales y económicos en Venezuela ya son conocidos mundialmente. También lo son las numerosas mujeres venezolanas que han llegado a coronarse como reinas universales de la belleza. Lo que no se sabe es lo que la periodista venezolana Ibéyise Pacheco explica a través de su primera novela, titulada "Las Muñecas de la Corona", de cómo se instauró la "cleptocracia" en Venezuela.

Pacheco, a pesar de que se encuentra residenciada en Estados Unidos, como periodista se ha encargado de denunciar la situación venezolana desde el lugar donde esté, revelando los sucesos a través del periodismo tradicional.

Sin embargo, ha encontrado en la literatura una ventana para dar a conocer los problemas que afectan a su país, pero de un modo más fresco y novedoso.

De esta manera, han nacido sus escritos publicados. Uno de ellos, el más conocido hasta el momento, Sangre en el Diván (2010), que luego de un exhaustivo trabajo de investigación relata la historia detrás del presunto asesinato cometido por el psiquiatra Edmundo Chirinos a su paciente de 19 años, médico quien también fue rector universitario y candidato presidencial en 1998. En 2010 fue juzgado y condenado a 20 años de cárcel por violación y homicidio de la joven.

Durante la investigación realizada por Ibéyise, se encontraron pruebas de que Chirinos, de quien se decía que era el psiquiatra del fallecido presidente Hugo Chávez, presuntamente había sedado y violado a muchas otras pacientes. Este relato tuvo gran impacto social y fue llevado a los escenarios de teatro, donde también fue un gran éxito.

En el caso de Las Muñecas de la Corona, la realidad de los hechos se hace presente pero es guiada a través de una historia de ficción creada por la escritora. "La realidad y la ficción están presentes, se cruzan y será el lector quien decida qué parte es realidad y cuál es ficción", señala Pacheco en una entrevista para El Planeta.

Con la carencia de libertad de expresión y la censura que se vive en Venezuela como parte de la problemática de las políticas que dirigen la nación desde hace varios años, llega Ibéyise a abrir una ventana de realidad sobre lo que ocurre detrás del telón del espectáculo mediático de los certámenes de belleza en Venezuela.

Como resultado del trabajo de investigación, la venezolana se encontró, sin mucha sorpresa, con un mundo de dinero, codicia y machismo, en el que los hombres de las élites de poder del país no les basta los lujos, joyas, mansiones o aviones privados, sino que además tienen la autoridad y capacidad económica suficiente para tener como "premio" a las candidatas de los certámenes de belleza.

"La detención en Miami de un estilista que trabaja con mujeres al servicio de una red de corrupción, despliega una serie de crímenes cometidos por una élite que destruye la moral de una sociedad y transforma lo hermoso en miserable", relata la sinopsis de la novela.

"El relato describe una realidad: en estos casi 20 años en Venezuela, la élite política ha cometido crímenes con total impunidad y ha desarrollado perversiones que involucran a una red de prostitución. Para construir esta realidad desarrollé el periodismo de investigación, lo cual me apasiona. Todo eso fue narrado como una novela y es allí donde el lector interviene y decide quién y qué es ficción.", explica Ibéyise.

Aunque esta narración llama la atención de los implicados, Pacheco señala que la narración está más dirigida a la sociedad. "Más que un llamado de atención a los certámenes de belleza aspiraría una reflexión de parte de la sociedad que se ha visto atrapada en el esnobismo y manipulada en el supuesto orgullo nacional de tener las mujeres más hermosas del mundo, lo cual no deja de ser cierto, pero que se debe entender que para ello la mujer no necesita deformarse, cosificarse o prostituirse".

Cuando se le pregunta a la venezolana sobre sus siguientes pasos en la literatura, responde, "quisiera escribir hasta el último día de mi vida. Me carga de emoción, me resulta estimulante poder hacer periodismo en una novela. Aunque no descarto a atreverme un día a hacer solo ficción".

Sin embargo, su vocación como periodista la lleva a enfocarse actualmente en ser la voz de los venezolanos que día a día padecen las malas políticas que tienen al país en su peor momento de la historia, además de querer que con sus escritos no se olviden las circunstancias que hoy se viven para que no se repitan en el futuro. "En este momento nuestro país nos exige a los venezolanos comportarnos frente a tan graves circunstancias. Mi parte está en registrar la verdad, no sólo como denuncia de actualidad sino para tratar de garantizar que más nunca Venezuela tenga que pasar por esto".

Las Muñecas de la Corona fue publicado en noviembre de este año, y puede ser adquirido a través de Amazon.