Quantcast
El Tiempo Latino
8:14 a.m. | 23° 12/13/2017

Tres rutinas de ejercicio que puedes hacer en tu casa


¿No te gusta hacer ejercicio con frío? No hay problema. Ponte en forma gratis desde la comodidad de tu casa

Caterine Garcia | @gogreenandfit | gogreenandfit@gmail.com | 2/13/2017, 11:33 a.m.
Tres rutinas de ejercicio que puedes hacer en tu casa

“La falta de actividad destruye la buena condición de todo ser humano, mientras que el movimiento y el ejercicio físico la conservan”. Platón


Las inclemencias del tiempo y la culminación de las fiestas navideñas que nos dejaron unos cuantos kilos de más se transforman en una preocupación para mejorar nuestras condiciones físicas. Comenzar a ejercitarse en nuestra casa se convierte en una gran opción, solo tenemos que tener una gran aliada: la motivación.

Motívate cada día

Imagina todo lo positivo que te va a traer hacer un poco de ejercicio: ganarás salud y más años de vida, envejecerás más lentamente y con menos enfermedades, estarás lleno de energía, te verás y sentirás mejor, si te mantienes motivado seguro crearás el hábito de ejercitarte de una forma regular y será una gran forma de bajar los niveles de estrés y mejorar tus condiciones físicas.

Ejercítate en casa

Ejercitarte en casa se transforma en una excelente opción para tener un cuerpo sano ágil y fuerte, ya que no necesitas grandes máquinas de musculación, solo necesitas tu cuerpo y saber cómo utilizarlo. Basta con observar las estatuas de la antigua Roma o Grecia, donde vemos hombres musculosos y fuertes. Te aseguro que en su época solo se ejercitaban con su propio peso y conseguían excelentes resultados utilizando ejercicios simples, también llamados ejercicios funcionales.

El entrenamiento funcional busca un óptimo rendimiento muscular, a través de la creación y reproducción de ejercicios basados en gestos de la vida cotidiana y la práctica deportiva. Este tipo de entrenamiento ofrece a las personas que lo hacen la capacidad para afrontar el día a día con vigor, con una sensación placentera y sin percepción de fatiga.

Los ejercicios funcionales básicos son las lagartijas o flexiones de pecho, sentadillas, abdominales y burpee. Con las flexiones de pecho trabajamos pectorales, tríceps, hombros y abdominales. Con las sentadillas trabajamos todos los músculos de las piernas y con los burpee trabajas tu capacidad aeróbica además de la coordinación.

Crea tu propia rutina

Para crear tu propia rutina de entrenamiento en casa lo primero que debes saber es cómo están tus condiciones físicas para establecer objetivos que puedas cumplir a corto y mediano plazo.

Cuando se está empezando y lo que quieres es mejorar tus condiciones en general lo mejor es desarrollar una rutina de entrenamiento basada en ejercicios con tu propio peso, esto te ayudara a mejorar tu composición corporal, ganar fuerza y desarrollar músculo.

Les propongo la siguiente rutina que pueden hacer en su casa o en cualquier sitio y que además nos les tomará mucho tiempo. Las puedes hacer diariamente o mezclarlas. También puedes añadir rondas a medida que vas mejorando el tiempo en que la haces.

Primera rutina

Calentamiento

Cinco minutos de salto de cuerda o trote estacionario.

2 rondas

80 sentadillas

60 flexiones

40 burpee

20 abdominales (bicicleta)

Estiramiento

Segunda rutina

Calentamiento de 5 a 10 minutos subiendo escaleras o saltando la cuerda.

60 burpee. Cada 15 hago 20 sentadillas y 10 flexiones de pecho.

Tercera rutina

100 sentadillas sin parar

Si paro pago una penalidad de 20 abdominales cada vez que lo haga.

Si ya comenzaste, crea el hábito

Los hábitos son comportamientos que repites una y otra vez. Empieza con pequeños cambios como hacer ejercicio 3 a 4 veces por semana por 30 minutos en tu casa, y a medida que van mejorando las condiciones climáticas puedes introducir ejercicios al aire libre como caminar, correr, subir escaleras o andar en bicicleta.

Cuando generas hábitos saludables como alimentarte bien y hacer ejercicio vas a ver resultados. Tu salud es prioridad y por eso te recomiendo que sea parte de tu día a día. Los cambios en tu cuerpo van a llegar, no te obsesiones con ellos. A medida que tus condiciones físicas mejoran y que incrementas el nivel de exigencia de tu rutina estos cambios serán visibles. Te lo aseguro.