Quantcast
El Tiempo Latino
6:23 a.m. | 68° 9/21/2017

Restaurantes y escuelas impactados por la protesta “Un día sin inmigrantes”


Sweetgreen y la cadena de restaurantes del chef José Andrés cerraron sus negocios, mientras que los profesores reportaron poca asistencia de alumnos

Perry Stein - The Washington Post | 2/16/2017, 4:39 p.m.
Restaurantes y escuelas impactados por la protesta “Un día sin inmigrantes”
Manifestantes en Washington, DC en marcha a La Casa Blanca en apoyo de #UnDiaSinInmigrantes |

Los restaurantes exclusivos cancelaron reservas de larga data. Algunas cadenas rápidas y casuales estaban cerradas. Y los profesores publicaron fotos en las redes sociales de sus aulas vacías.

Los inmigrantes de todo el país estaban de huelga el jueves para destacar su importancia para la economía estadounidense ante una nueva administración que ha adoptado una línea dura en las políticas de inmigración.

La huelga, impulsada por una campaña en redes sociales, llamaba a que los inmigrantes no se presentaran al trabajo, evitasen gastar dinero y no enviaran a sus hijos a la escuela. Se extiende a través de todos los negocios, pero es la industria de los restaurantes ─donde los inmigrantes representan casi el 23 por ciento de la fuerza de trabajo nacional, según datos compilados por el Instituto de Investigación de Inmigración en la Universidad George Mason─ la que parece más afectada por la huelga.

Las tablas de restaurantes en Washington, Minneapolis, Nueva York, Phoenix y más allá cerraron durante el día. Algunas escuelas y guarderías también fueron cerradas, y los maestros reportaron un bajo número de asistencia en las redes sociales.

“¡Qué gran mensaje! ¡Mi aula está vacía!”, tuiteó un profesor de escuela secundaria en Minnesota.

En la región de Washington, donde alrededor del 48 por ciento de las personas que trabajan en la industria de restaurantes nacieron en un país extranjero, decenas de restaurantes fueron cerrados. Las operaciones de servicio de alimentos en el Senado estaban operando en horario reducido. Sweetgreen está cerrando sus 20 y tantos puestos de ensalada en la región. Y el célebre chef José Andrés ─un inmigrante español que está en una batalla legal contra el presidente Donald Trump después de que se retiró de un contrato para abrir un restaurante en el Trump International Hotel de D.C. después de que Trump hiciera declaraciones contra inmigrantes─ está cerrando alguno de sus restaurantes en la región.

Otros restaurantes optan por permanecer abiertos con opciones limitadas de menú.

No está claro cuánta gente está participando en la huelga, pero Clarissa Martínez, vicepresidenta adjunta del Consejo Nacional de La Raza, una organización nacional de defensa de los derechos de los latinos, dijo que la protesta ya está enviando un mensaje fuerte.

“En un momento en que la administración no parece ver nada positivo sobre la comunidad de inmigrantes”, dijo Martínez, “tener dueños de pequeñas empresas, chefs y sus trabajadores desafiar esa noción y dar voz a las formas muy reales a través de las cuales los inmigrantes contribuyen a la sociedad es muy significativo”.

Los críticos de la huelga dicen que los inmigrantes que entraron ilegalmente al país no deben ser protegidos. Los empleadores y los participantes en la huelga no distinguen entre quién está legalmente en el país y quién es indocumentado.

(Traducción El Tiempo Latino / El Planeta Media)