Quantcast
El Tiempo Latino
4:19 p.m. | 48° 1/17/2017

Obama centra su discurso en el estado de la democracia


Reviva las frases más memorables del último discurso a la nación del 44° presidente de Estados Unidos.

Redacción | El Tiempo Latino | 1/11/2017, 1:53 a.m.
Obama centra su discurso en el estado de la democracia
Obama pidió a sus compatriotas creer en su propia capacidad de cambio. | Pete Souza | Official White House

En un emotivo discurso y una multitud abrumadora, el presidente Barack Obama se despidió la noche del martes del país que lideró durante ocho años. Lo hizo desde Chicago, Illinois, su ciudad natal adoptada, “donde presencié el poder de la fe y la dignidad tranquila de los trabajadores frente a la lucha y la pérdida. Aquí fue donde aprendí que el cambio sólo ocurre cuando la gente común se involucra, se compromete y se reúne para exigirlo”.

Obama admitió que nunca abandonó su misión de un cambio progresista, pero enumeró la serie de desafíos que todavía hay por delante, en particular las amenazas contra la democracia: la falta de solidaridad, la discriminación racial y la falta de debate de ideas basadas en hechos reales.

Según Alex Seitz-Wald, reportero de política de NBC News, Obama mencionó la palabra “democracia” 20 veces, hasta cinco veces más que otros presidentes en sus discursos de despedida, tales como Eisenhower (1), Carter (3) y George W. Bush (4).

“Sí, nuestro progreso ha sido desigual. El trabajo de la democracia siempre ha sido duro, contencioso y a veces sangriento. Por cada dos pasos adelante, a menudo se siente que damos un paso atrás. Pero el largo alcance de América ha sido definido por el movimiento hacia adelante, una constante ampliación de nuestro credo fundacional para abrazar a todos, y no sólo a algunos”.

Vídeo

Discurso de Obama (parte 1)

El president Obama comparte una visión esperanzadora del futuro en su discurso de despedida, el 10 de enero de 2017 | CRÉDITO: The Washington Post

Obama también hizo referencia a los logros de su mandato. “Si yo les hubiera dicho hace ocho años que Estados Unidos revertiría una gran recesión, que reiniciaríamos la industria automotriz y se desataría la mayor la creación de empleo en nuestra historia... si yo le hubiera dicho que abriríamos un nuevo capítulo con los cubanos, cerraríamos el programa de armas nucleares de Irán sin disparar un tiro y acabaríamos con el cerebro de los atentados del 11 de septiembre... si yo les hubiese dicho que ganaríamos la igualdad del matrimonio y aseguraríamos el derecho al seguro médico a 20 millones de nuestros ciudadanos, podrían haber dicho que nuestra visión estaba un poco alta. Pero eso fue lo que hicimos”.

Obama dijo que creía que Estados Unidos era un mejor lugar comparado con cuando él empezó, pero insistió en que todavía había desafíos que enfrentar. “tenemos todo lo que necesitamos para hacerlo”, dijo, pero ese potencial sólo es posible de alcanzar “si la democracia funciona”.

“La democracia no requiere uniformidad. Nuestros fundadores pelearon y se comprometieron y esperan que nosotros hagamos lo mismo. Pero ellos sabían que la democracia necesita un sentido básico de solidaridad: la idea de que, a pesar de nuestras diferencias externas, todos estamos juntos en esto, que subimos o caemos como uno solo”.

“Nuestra democracia no funcionará sin la sensación de que todos tienen oportunidades económicas (…) Pese a todo el progreso real que hemos hecho, sabemos que no es suficiente (...) Debemos forjar un nuevo pacto social: garantizar a todos nuestros hijos la educación que necesitan; dar a los trabajadores el poder de sindicalizarse por mejores salarios; actualizar la red de seguridad social para reflejar la forma en que vivimos ahora y hacer más reformas al código tributario para que las empresas y los individuos que cosechan más de la nueva economía no evitan sus obligaciones con el país que hizo posible su éxito. Podemos discutir sobre cómo alcanzar mejor estas metas. Pero no podemos ser complacientes con los objetivos mismos. Porque si no creamos oportunidades para todas las personas, el desafecto y la división que ha estancado nuestro progreso sólo se afilarán en los años venideros”.