0

Lo que usted necesita saber de las protestes durante la toma de posesión

Los funcionarios policiales se preparan para recibir más de 60 grupos de protesta.
Un grupo de manifestantes gritaba contra la política migratoria de Trump y decía al unísono: "¡no es mi presidente!," antes de la inauguración de Donald J. Trump el 20 de enero de 2017.

Un grupo de manifestantes gritaba contra la política migratoria de Trump y decía al unísono: "¡no es mi presidente!," antes de la inauguración de Donald J. Trump el 20 de enero de 2017. Michael S. Williamson - The Washington Post

WASHINGTON - Si todo sale según lo planeado, Ethan Miller estará de pie entre las 100 personas cerca de uno de los puntos de control para entrar en el área de visualización de la inauguración presidencial el viernes, cantando en voz alta:

Un grupo de manifestantes gritaba contra la política migratoria de Trump y decía al unísono: "¡no es mi presidente!," antes de la inauguración de Donald J. Trump el 20 de enero de 2017.

Un grupo de manifestantes gritaba contra la política migratoria de Trump y decía al unísono: "¡no es mi presidente!," antes de la inauguración de Donald J. Trump el 20 de enero de 2017.

“Cuando las comunidades musulmanas están bajo ataque, ¿qué hacemos? ... ¡Levántate, lucha!”

“Cuando las comunidades judías están bajo ataque, ¿qué hacemos? ... ¡Levántate, lucha!”

“Cuando las comunidades de inmigrantes están bajo ataque, ¿qué hacemos? ... ¡Levántate, lucha!”

El grupo, una coalición de organizaciones que se han reunido bajo un nombre que habla de una nueva causa compartida, “Las comunidades bajo ataque luchan contra", es sólo uno de los muchos que planean hacerse oír entre la multitud que se reunirá para celebrar una presidencia de Trump. Se espera que decenas de miles de manifestantes marquen el día con gritos, marchas y discursos y actuaciones en escena. Se han hecho carteles, se han hecho instalaciones de arte y, en el caso de un grupo, se han hecho rollos de marihuana.

Se espera que grupos de protesta organizados por Disrupt J20 se reúnan en cada uno de los doce puestos de control que tendrán que pasar los que tienen de boletos para la inauguración, cada manifestación hablando con una causa diferente. Uno se centrará en los derechos de la comunidad LGBT. Otro se centrará en la justicia racial.

El grupo de Miller, que se reunirá en las calles 12 y E, estará formado por personas de comunidades musulmanas, judías e inmigrantes. Miller, de 25 años, judío y que creció en Rockville, Maryland, dijo que estos grupos no siempre han trabajado juntos en el pasado, pero ahora se dan cuenta de que "tenemos que estar juntos".

"Esto es realmente sólo el principio", dijo. "Estamos tomando una posición, estamos hablando en voz alta, pero en última instancia estamos construyendo un movimiento resiliente que puede durar más que la inauguración".

En los días previos a la inauguración, las protestas comenzaron con un grupo cerrando la calle K en el centro de Washington y los defensores de los derechos de los homosexuales celebrando una fiesta bailable cerca del hogar temporal del vicepresidente electo Mike Pence en Chevy Chase, con hashtags como #WeAreQueer #WeAreHere #WeWillDance. La Marcha de la Mujer el sábado también se espera que atraiga a miles de manifestantes.

No se sabe cuántas personas llegarán a la capital hoy viernes, pero los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley se preparan para más de 60 grupos de protesta, tanto en apoyo de Trump como en contra. De ellos, alrededor de una docena han recibido permisos para un espacio de reunión específico. De acuerdo con sus solicitudes de permisos, algunos de esos grupos están anticipando que tendrán tan sólo 20 participantes, y otros planean decenas de miles.

Ben Becker, de ANSWER Coalition, dijo que más de 45,000 personas han indicado a través de las redes sociales un interés en unirse a la protesta del grupo cerca del Navy Memorial en la avenida Pennsylvania. El grupo, que aboga por la causa “Actúa ahora para detener la guerra y terminar con el racismo”, planea tener un escenario de 28 pies y un gran sistema de sonido que mostrará a los oradores y a los intérpretes durante toda la mañana y la tarde.

"Estamos considerando que es la contrainauguración", dijo Becker, de 33 años. "El mensaje principal es que va a haber un movimiento popular de resistencia a la agenda de Trump desde el primer día de su presidencia".

El grupo tiene miles de señales listos para entregar. Entre ellos están: "Di no al racismo", "Alto a la agenda del triunfo" e "Inaugura la Resistencia".

Becker dijo que su esperanza para el día, independientemente de cuántas personas aparezcan, es que se van con confianza en su capacidad para levantarse, luchar y organizarse.

"No es un evento de un día", dijo. "Lo estamos llamando el primer día de un movimiento de resistencia más grande".

Aunque algunos manifestantes han prometido interrumpir los acontecimientos ese día, Becker dijo que su grupo no está anticipando ninguna actividad que conduzca a arrestos: "Esperamos ser sin duda ruidoso y enojado y audiblemente perturbador, pero no estamos planeando nada físicamente disruptivo".

Ese no es el caso con Disrupt J20, que describe sus planes en línea como "una serie de acciones directas masivas que terminarán las ceremonias de la inauguración y cualquier celebración relacionada - el desfile inaugural, las bolas inaugurales, diga usted cuál. También planeamos paralizar la ciudad misma, usando bloqueos y marchas para detener el tráfico e incluso el transporte público".

Lacy MacAuley, una portavoz del grupo, dijo que han estado trabajando con otras organizaciones para planear acciones "permitidas" y "no permitidas".

"Habrá gente que corre el riesgo de ser arrestada", dijo. "En términos de lo que esas protestas serán, no estamos hablando de eso en este momento".

(Traducción El Tiempo Latino / El Planeta Media)


(Lea la nota completa en inglés aquí)