Quantcast
El Tiempo Latino
10:04 p.m. | 52° 10/18/2018

Una orquesta que abre caminos


La DC Youth Orchestra Program tiene 56 años brindando grandes aportes a la educación integral de niños y jóvenes

Natalia Allende | Especial para El Tiempo Latino | 7/3/2017, 5:13 p.m.
Una orquesta que abre caminos

DCYOP nació el año 1960 cuando el sistema de colegios públicos del Distrito de Columbia eliminó la obligatoriedad de la enseñanza musical en sus escuelas. Ante esta situación, el señor Lyn McClain tomó entre sus manos la responsabilidad de suplir esta carencia, que lamentablemente sigue existiendo en los colegios públicos de la ciudad. De hecho, luego de 56 años para muchos de los estudiantes que pertenecen alguna de las nueve orquestas de DCYOP, esta organización sigue siendo el único lugar en el que pueden acceder al estudio de un instrumento musical. Aparte de ofrecer un lugar para el aprendizaje musical, una de las fortalezas de la organización es que es un lugar en el que convergen niños y jóvenes que, de no ser por la organización, no tienen otras posibilidades de conocerse. Las pocas oportunidades de encontrarse para muchos niños y jóvenes de la ciudad son, en general, para competir entre ellos (por deporte, ajedrez u otro).

DCYOP, en cambio, permite a los 700 niños y jóvenes que forman parte de la organización encontrarse semanalmente para construir juntos y crear música. “Después de unos años en la orquesta escolar en Virginia, descubrimos la DCYOP, lo cual les abrió [a nuestros hijos] por completo la perspectiva que tenían, no solo del mundo musical, sino del mundo en general. La orquesta escolar en Virginia es una orquesta con poca diversidad social, económica, cultural y étnica. La DCYO es todo lo contrario,” destaca Juan. Liz Schurgin, Directora Ejecutiva, agrega que “el programa que se realiza en Eastern High School está diseñado para que niños y jóvenes de todas las realidades puedan sumarse. Así la matrícula escalonada permite a un niño estudiar por tan solo $25, según la realidad familiar. Y tenemos programas en los colegios que son gratuitos para los estudiantes del establecimiento.”

El hecho de que sus encuentros se realizan todas las semanas, y para muchos de ellos, por años, les ha permitido desarrollar, además, una profunda amistad. Enfrentar sus primeros conciertos juntos, encontrarse de pronto con que tocarán para un mandatario o en una organización internacional, o bien, bajo la batuta del conductor tan destacado como Gustavo Dudamel, o incluso al tocar en el escenario junto a uno de los más grandes chelistas del mundo hoy, como lo es Yo-Yo Ma. “Uno de los momentos de mayor orgullo para nosotros como padres fue el ver a nuestro hijo Pablo dándole la mano al Maestro Gustavo Dudamel en el escenario. Esto sucedió luego de haber tocado bajo su dirección durante la ceremonia en la que el BID le otorgó al Maestro Dudamel el premio Enrique Iglesias. Pensar que nuestro hijo tuvo la oportunidad de tocar bajo la dirección de quien hoy en día es quizá el director de orquesta más famoso del mundo, fue un momento que jamás olvidaremos,” agrega Juan.

DCYOP busca ofrecer la oportunidad de estudiar un instrumento musical a niños de todos los niveles de habilidad, y es por eso que hoy cuenta con 9 orquestas diferentes. Sin ir más lejos, el pequeño Adonis había aprendido algo de música por oído, pero entrar a DCYOP le dio estructura. Carolina recuerda que “en DCYOP aprendió a leer música y con la emoción de hacerlo, comenzó a buscar nuevas melodías, y ahora toca para su escuela y en otros eventos donde le permiten tocar.” Liz comenta que la organización “ofrece un ambiente de apoyo que desafío a nuestros estudiantes no solo a que sean los mejores músicos, sino también las mejores versiones de sí mismos. Además, un niño puede crecer en la organización, comenzando a una edad tan temprana como los 4 años y medio y siguiendo una programación que te permitirá graduarte del colegio a los 18 años de edad. Nuestro programa te enseña cómo tocar, partiendo desde una canción infantil, hasta Tchaikovski.” Es una vida entera como parte de esta comunidad diversa y rica.