Quantcast
El Tiempo Latino
6:22 a.m. | 33° 11/23/2017

Análisis: reducir la inmigración legal 50 por ciento podría ser la peor idea económica de Trump


Los expertos predijeron abrumadoramente que disminuiría el crecimiento, lo cual es exactamente lo contrario de lo que Trump quiere hacer.

Heather Long | The Washington Post | 7/19/2017, 2:12 p.m.
Análisis: reducir la inmigración legal 50 por ciento podría ser la peor idea económica de Trump
Si Trump no puede hacer una mayor reforma del sistema de inmigración como él quiere, es probable que presione por algo como la Ley RAISE. | Jahi Chikwendiu — The Washington Post

La lista de "cosas por hacer" del Presidente Donald Trump aún incluye la reducción de la inmigración legal. Los economistas dicen que es un "grave error".

Una encuesta del Washington Post hecha a economistas durante el fin de semana encontró que el 90 por ciento dijo que es una terrible idea para Trump frenar la inmigración a Estados Unidos. Los expertos predijeron abrumadoramente que disminuiría el crecimiento, lo cual es exactamente lo contrario de lo que Trump quiere hacer con "MAGAnomics" (el plan del gobierno de Trump para que la economía crezca 3%. Su nombre deriva del slogan de campaña Make America Great Again).

"La restricción de la inmigración sólo nos condena a tasas de crecimiento económico crónicamente bajas", dijo Bernard Baumohl, economista jefe del Grupo de Perspectivas Económicas. "También aumenta el riesgo de la recesión".

Thomas Simons, economista jefe de la firma de inversión Jefferies, calificó la idea de "absolutamente perjudicial para una economía con una población que está experimentando la transformación demográfica".

La conclusión es: Los Estados Unidos necesitan más trabajadores. El crecimiento ocurre cuando pasa una de dos cosas: La economía consigue más trabajadores o los trabajadores existentes son más productivos. En este momento, ambos factores tienen alerta roja. El crecimiento de la productividad es lento y, como ha señalado Trump muchas veces, el porcentaje de adultos estadounidenses que realmente trabajan, la tasa de participación de la fuerza de trabajo, está en los niveles más bajos desde los años setenta.

Una gran parte del problema es que la generación conocida como baby boomers (nacidos después de la II Guerra Mundial) están empezando a jubilarse. Estados Unidos necesita más gente para reemplazarlos, pero la tasa de natalidad en Estados Unidos acaba de alcanzar un mínimo histórico, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Es por eso que la mayoría de los economistas, demógrafos y dueños de negocios siguen pidiendo más inmigración, no menos.

"Limitar la inmigración a los Estados Unidos es un grave error", dice Mark Zandi, economista jefe de Moody's Analytics. "La única forma de aumentar significativamente el crecimiento económico de Estados Unidos de manera sostenida en cualquier momento es aumentar la inmigración".

Durante la campaña, Zandi predijo que las posturas proteccionistas de Trump sobre el comercio y la inmigración llevaría a una "larga recesión". Según los modelos económicos de Zandi, la peor política de Trump fue su plan de deportar a 11 millones de inmigrantes ilegales actualmente en el país.

Ahora la reducción de la inmigración legal es una parte importante de la discusión política.

El Congreso y la Casa Blanca están lidiando con una serie de problemas. La inmigración parecía estar al margen hasta que un muy citado informe de Politico publicado la semana pasada dijo que los principales ayudantes de Trump están trabajando activamente con los senadores republicanos Tom Cotton de Arkansas y David Perdue de Georgia para reducir la inmigración legal hasta en un 50 por ciento. Sería una versión revisada de la Ley RAISE que los senadores introdujeron en febrero, lo que reduciría el número de refugiados permitidos en cada año y haría mucho más difícil la inmigración para cualquiera que no sea cónyuge o hijos menores de edad de ciudadanos estadounidenses o residentes permanentes.