Quantcast
El Tiempo Latino
7:02 a.m. | 65° 9/23/2017

Las promesas de salud del Senado Republicano pueden sonar vacías


Amy Goldstein | The Washington Post | 6/24/2017, 10:48 a.m.
Las promesas de salud del Senado Republicano pueden sonar vacías
El líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, R-Ky., Responde las preguntas sobre la legislación de salud en el Capitolio el martes. | Washington Post foto por Melina Mara

WASHINGTON - Los Republicanos han votado por meses para deshacer la Ley de Cuidado de Salud Asequible (ACA, por sus siglas en inglés) y evitar el colapso de los mercados de seguros de salud más frágiles, el cual sirve a personas que compran sus propias coberturas. En el Senado, ese es una meta a corto plazo.

La legislación que los líderes Republicanos del Senado finalmente publicaron el jueves, mantendría billones de dólares circulando - pero solo por dos años - hacia planes de salud que han estado rogando por ayuda continua para el gasto de millones de clientes de bajos ingresos del mercado de aseguradoras del ACA. Después de 2019, los pagos se detendrían.

Y el corte de esos pagos coincidiría con el final del subsidio que ayuda a que la gran mayoría de personas que tienen ACA puedan cubrir sus primas. Los subsidios serían reemplazados con créditos fiscales más bajos, lo que traería ganadores y perdedores claros. Los nuevos créditos no llegarían a tantas familias de la clase media estadounidense, y a pesar de que estaría disponible por primera vez para personas bajo la línea de pobreza, los montos podrían ser muy bajos para ser útiles.

Considerados juntos, esta y otras características de la Ley de Recociliación para Mejor Cuidado de Salud podrían aumentar los precios luego de algunos años para personas que compren seguros individuales - un grupo escencial al que el ACA está diseñado para ayudar. Luego de los próximos tres años, también comenzaría un camino decadente en el apoyo federal a Medicaid, la piedra angular de la red de seguridad del sistema de salud de la nación por el último medio siglo.

De acuerdo a expertos de políticas de salud a lo largo del espectro ideológico, el diseño del proyecto de ley tiene un cálculo estratégico: tratar de aliar los miedos inmediatos de las compañías de seguro y los estados, con el riesgo de que se acumulen los problemas de asequibilidad y acceso a coberturas.

“Estabiliza muy bien las cosas de 2018 a 2019, y después es una acción negativa", dijo Dan Mendelson, presidente de Avalere, una consultora del sistema de cuidado de salud basada en Washington.

Otros elementos - catalogados por los Republicanos como la manera de liberar a los estadounidenses de las herraduras del ACA - podría acelerar la subida de tasas de los seguros a través del tiempo y dejar a los planes de salud con una mayor cantidad de clientes enfermos. El proyecto de ley podría eliminar el requerimiento del ACA de que todos los estadounidenses tengan cobertura médica, quitando penalidades por no estar asegurado. Diferente a un proyecto de ley similar que la Casa de Representantes Republicanos adoptó de manera limitada el mes pasado, la versión del senado presionaría a las compañías de seguro a aceptar a todos los clientes, sanos o enfermos, y cobrarles el mismo precio.

Luego de que el proyecto de ley emergió el jueves luego de estar semanas en secreto, los Senadores Republicanos no fueron los únicos que llegaron a un acuerdo. En la industria de seguros, los oficiales han decidido protestar por los recortes eventuales de Medicaid, pero aceptar por ahora el alivio - a pesar de que sea de corto término - que la medida ofrecería en el mercado individual.