Quantcast
El Tiempo Latino
4:27 p.m. | 54° 11/18/2017

Cirujanos de Johns Hopkins realizan exitosamente los primeros trasplantes pancreáticos por vía laparoscópia


-El abordaje laparoscópico para la pancreatitis tuvo como resultado menos complicaciones, hospitalizaciones más cortas y menor necesidad de opiáceos

Redacción | El Tiempo Latino | 6/29/2017, 11:05 a.m.
Cirujanos de Johns Hopkins realizan exitosamente los primeros trasplantes pancreáticos por vía laparoscópia
El abordaje laparoscópico para la pancreatitis tuvo como resultado menos complicaciones, hospitalizaciones más cortas y menor necesidad de opiáceos | PEXELS

Cirujanos de Johns Hopkins Medicine han informado que su primera serie de intervenciones quirúrgicas mínimamente invasivas (o laparoscópicas) para tratar la enfermedad crónica del páncreas, conocida como pancreatitis grave, tuvo como resultado hospitalizaciones más cortas, menor necesidad de usar opiáceos y menos complicaciones, en comparación con las técnicas quirúrgicas convencionales.

Un informe sobre la serie de casos, publicado en la edición impresa de JAMA Surgery del mes de junio, muestra que comparándola con otras técnicas quirúrgicas, la pancreatectomía total con autotrasplante de islotes pancreáticos (TPIAT, por sus siglas en inglés) por vía laparoscópica puede ser la opción ideal para algunos enfermos de pancreatitis. El Hospital Johns Hopkins fue el pionero de la técnica laparoscópica para la TPIAT y el primero en utilizarla.

“En esta era de adicción a los opiáceos, realizar una cirugía mayor con técnicas mínimamente invasivas puede significar menos dolor para los pacientes, reduciendo así la necesidad de usar opiáceos y sus complicaciones”, dice el Dr. Martin Makary, M.P.H., catedrático de cirugía en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins y el principal autor del estudio.

Según el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales), cada año, unas 210.000 personas en los Estados Unidos son diagnosticadas de inflamación crónica del páncreas, generalmente debida a mutaciones genéticas. La mayoría de estos enfermos padecen de dolor prolongado y difícil de controlar. Los tratamientos médicos como la inserción de una endoprótesis ("stent") en el páncreas a menudo fracasan, lo cual deja a estos pacientes que sufren los efectos debilitantes del dolor, con la alternativa quirúrgica de extirpar completamente el páncreas y "autotrasplantar" sus propios islotes pancreáticos (necesarios para producir insulina y controlar el azúcar en la sangre) dentro del hígado.

El Dr. Makary explica que tales operaciones alivian el problema subyacente y permiten que ciertos pacientes puedan vivir sin dolor. Típicamente, la TPIAT se realiza haciendo una incisión grande en el abdomen que permita llegar al páncreas y al hígado. En años recientes, se han desarrollado técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas, incluyendo el uso de laparoscopios que penetran en el abdomen por una pequeña incisión a través de la cual el cirujano puede introducir y manipular los "brazos" del instrumento y pequeños dispositivos para realizar el procedimiento.

Entre las ventajas de los abordajes laparoscópicos, señala el Dr. Makary, podemos incluir una reducción significativa del riesgo de infección de la herida y otras, una recuperación más rápida y un mejor control del dolor.

Para el presente estudio clínico, el Dr. Makary y su equipo ofrecieron a 20 enfermos de pancreatitis crónica operarlos en el Hospital Johns Hopkins usando la técnica laparoscópica para la TPIAT, entre el 1o de enero de 2013 y el 31 de diciembre de 2015. La duración promedio de la operación fue de 493 minutos, y el aislamiento de los islotes pancreáticos tomó, en promedio, 185 minutos.

El tiempo de hospitalización promedio fue de 11 días, y en el 90 por ciento de pacientes (18 de 20) se observó una reducción o eliminación completa del dolor antes de sus citas de seguimiento seis meses después. Asimismo, al momento de esta cita, el 60 por ciento de pacientes (12 de 20) ya no necesitaban el tratamiento medicamentoso a base de opiáceos.

En promedio, después de la operación, la reducción del nivel del dolor en todos los pacientes fue de 33,25 en una escala de 0 a 100.

Comparando los resultados con cuatro estudios anteriores que utilizaron otros abordajes quirúrgicos para la TPIAT, en esta primera serie de TPIAT laparoscópica se vio que, en promedio, fueron más cortos la duración de la operación (un promedio de 493 minutos, comparado con 637,2, 533 y 712 minutos), el tiempo de aislamiento de los islotes pancreáticos (un promedio de 185 minutos, comparado con más de 250, 240, 270 y 272,6 minutos) y la hospitalización (11 días, comparados con 16 días, 12,6 días y 12,6 días), y que el regreso al trabajo fue más rápido.

"La pancreatitis crónica puede ser una afección muy dolorosa y debilitante. Seleccionando cuidadosamente a los pacientes se pueden identificar a los candidatos idóneos para este nuevo tratamiento quirúrgico mínimamente invasivo", afirma el Dr. Makary.