Quantcast
El Tiempo Latino
4:43 p.m. | 80° 7/23/2017

Esta compañía está ganando millones con el quebrado sistema migratorio de EE.UU.


Libre by Nexus ayuda a rescatar a inmigrantes indocumentados en los centros de detención – a un costo. El negocio enfrenta demandas y acusaciones de fraude.

Michael E. Miller │The Washington Post | 3/9/2017, 4:07 p.m.
Esta compañía está ganando millones con el quebrado sistema migratorio de EE.UU.
Nefi Flores visto el sábado 18 de febrero de 2017 en Los Angeles, California. Flores usó Libre by Nexus, un servicio que ayuda a inmigrantes indocumentados detenidos a obtener libertad bajo fianza, pero le exige llevar un dispositivo de monitoreo en el tobillo que cuesta $420 por mes. Flores ahora está demandando a Libre. | Stuart Palley/ Para Los Angeles Times

Nefi Flores había estado en un centro de detención para inmigrantes en Tacoma, Washington, durante tres meses, cuando un compañero le dijo que había una compañía que podía ayudarlo a salir en libertad.

Libre by Nexus tenía apenas un año. Pero para cuando Flores oyó hablar de la compañía en junio de 2014, había crecido de tal forma que pasó de ser una pequeña firma en el área rural de Virginia a un negocio nacional en auge.

Más de 350.000 inmigrantes indocumentados fueron detenidos entre el 1 de octubre de 2015 y el 30 de septiembre de 2016, un número que podría aumentar este año bajo las restrictivas políticas migratorias del presidente Trump. Como solicitantes de asilo, aquellos que violen los términos de las visas que poseen y los acusados de delitos esperan a que sus casos sean escuchados en tribunales de inmigración con muchos casos acumulados. Miles son elegibles para la libertad bajo fianza, al igual que lo harían en los tribunales penales. Sin embargo, pocos pueden pagarlo.

Libre ha encontrado un nicho ayudándoles a pagar la fianza ─ a un costo.

A cambio de su libertad, los inmigrantes firman contratos prometiendo pagar 420 dólares al mes mientras usan los dispositivos GPS de la compañía. Pero estos contratos son objeto de juicios y denuncias de fraude por parte de inmigrantes como Flores que afirman no haberlos comprendido.

En entrevistas con The Washington Post, una docena de clientes de Libre dijeron que tenían dificultades para pagar la cuota mensual del dispositivo ─al que ellos llaman "grillete"─ y que temían que si no lo hacían, serían detenidos de nuevo.

La mayoría dijo que los empleados de Libre los amenazaron exactamente con eso. Un solicitante de asilo dijo que tenía tanto miedo de ser devuelto a la prisión que regresó a Honduras, donde se está escondiendo.

Micheal Donovan, cofundador y director ejecutivo de Libre, negó esas acusaciones de sus antiguos clientes. Dijo que la compañía explica sus contratos y no presiona a nadie para que los firme. También negó que los clientes estén amenazados y dijo que Libre nunca ha devuelto a nadie a la agencia de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) por no pagar. Aunque algunos inmigrantes también reportan lesiones de los dispositivos GPS, Donovan sostuvo que son seguros y a un precio razonable.

“Me preocupo por nuestros clientes”, señaló. "Sería magnífico no tener que cobrarles dinero, pero en realidad ese no es el sistema en el que vivimos".

Flores había gastado sus ahorros huyendo de las pandillas en El Salvador, con la esperanza de reunirse con su esposa en Los Ángeles. Después de entregarse a los agentes de la Patrulla Fronteriza en Texas y pedir asilo, ICE lo envió al Centro de Detención del Noroeste, una instalación en forma de caverna para inmigrantes detenidos en Tacoma, y fijó su fianza en 7.500 dólares. Pero Flores estaba en la bancarrota. Su esposa se puso en contacto con las empresas de fianzas, pero éstas le exigieron garantías, como un vehículo o una casa, que la pareja no tenía.