Quantcast
El Tiempo Latino
1:40 p.m. | 57° 4/23/2017

El FBI alerta al público sobre estafadores románticos


Se enamoró de un hombre por internet, pero esto terminó costándole $2 millones de dólares y muchísima angustia.

FBI.gov | 3/28/2017, 5:23 p.m.
 El FBI alerta al público sobre estafadores románticos

El crimen cibernético conocido como “estafa romántica” continúa incrementando en el país. Según las investigaciones del FBI, las víctimas, generalmente, son mujeres divorciadas o viudas mayores, ya que se encuentran emocionalmente vulnerables. Estas posibles víctimas suelen publicar detalles sobre sus vidas en las redes sociales y se convierten en el objetivo perfecto para grupos criminales comúnmente de Nigeria, como en el siguiente caso.

La estafa

El crimen comenzó cuando se conocieron por internet. Él le dijo que era un amigo de un amigo. Cuando habló por primera vez con el delincuente quien se hacía conocer como “Charlie” en el 2014, la mujer de unos 50 años, se encontraba infeliz en su matrimonio y buscaba con quien conversar.

Antes de comenzar la relación, la víctima, una mujer de Texas, se “encontraba en un matrimonio emocionalmente abusivo, y las cosas no habían funcionado por más de 10 años”, dijo la víctima. Su nuevo amigo apareció en el momento justo. “Lo único que buscaba era ser feliz y creí que podría encontrar eso con Charlie, ya que él era muy positivo, y yo sentía que había una conexión.”

La víctima se hizo amiga de Charlie por la red social, sin verificar que tenían un amigo en común. “Yo usaba Facebook muchísimo. El leía mis comentarios que ponía, yo leía los de él, nos gustaba publicar cosas”, dijo. “Luego empezamos a mandarnos correos electrónicos y empezamos a compartir fotos.”

Eventualmente, se enamoró de este hombre, al que nunca conoció en persona, pero la nueva conexión terminó costándole $2 millones de dólares y muchísima angustia.

Durante sus conversaciones, Charlie le dijo que trabaja en construcción y “que estaba intentando terminar un trabajo en California y necesitaba un poco de dinero para terminar el trabajo. Lo pensé durante un tiempo. Le pedí a Dios que me guiara. Siempre he sido una persona muy generosa, y pensé que si tenía el dinero… podría enviárselo. Me prometió devolverme el dinero dentro de 24 a 48 horas y para mí fue como una declaración de fe” Pero su fe cristiana que ella promocionaba alegremente en su perfil de Facebook, fue lo que le dio al delincuente una increíble ventaja.

Finalmente, le envió $30.000 dólares por un giro bancario, pero al pasar un día y luego otro, la víctima no recibió el dinero de regreso.

“Aunque no me había devuelto el dinero, aún pensaba que todo estaba bien”, dijo. “Yo pensaba que él era la víctima”. Pero después de un tiempo, Charlie le pidió otros $30 mil dólares.

Durante los próximos dos años, la mujer siguió creyendo las mentiras de Charlie, incluso después de cada solicitud de dinero. Todo lo que decía tenía sentido y según ella, estaban enamorados. Eventualmente, el asesor financiero de la mujer se alarmó cuando vio que las cuentas bancarias habían disminuido drásticamente y sospecho fraude. Inmediatamente le insistió a la víctima que se comunicara con el FBI.

Cómo funciona la estafa

“Estos delincuentes pescan a sus víctimas, como un pescador pesca a un pez… tiran el anzuelo y esperan”, dijo Christine Beining, la investigadora de fraude financiero en la División de Houston del FBI, quien ha visto un aumento sustancial en el número de casos de estafas románticas.