Quantcast
El Tiempo Latino
2:25 a.m. | 38° 12/11/2017

Ricky Martin hace su magia en MGM Resort


El puertorriqueño estremeció a miles de seguidores y se convirtió en el primer latino en cantar en ese escenario

Miguel Guilarte | 5/5/2017, 11:52 p.m.
Ricky Martin hace su magia en MGM Resort
TRIUNFADOR. Ricky Martin durante su actuación del viernes 5 de mayo de 2017 en el MGM Resort. | Miguel Guilarte | El Tiempo Latino

El puertorriqueño Ricky Martin fascinó hoy con su música a casi 3 mil personas que cantaron y bailaron con sus canciones, en un concierto mágico que pasará a la historia como el primero de un artista latino en The Theater del recientemente inaugurado MGM Casino and Resort en el National Harbor de Oxon Hill, MD.

Fue un espectáculo en el que Martin interpretó un variado repertorio de sus canciones en inglés y en español, con un vestuario fascinante por su colorido y variedad, músicos y bailarines de primer nivel, juegos de luces y dos gigantescas pantallas panorámicas que hicieron delirar a los asistentes quienes, en su mayoría mujeres, abarrotaron el teatro.

Martin cerrará su visita a la capital con un segundo concierto el sábado 6 de mayo a las 8pm, en otra oportunidad inigualable para presenciar en vivo a uno de los artistas latinos más populares de las tres últimas décadas y quien ha estremecido con su show a seguidores en todos los continentes.

En un alto de su presentación, Martin agradeció el apoyo de espectadores de varios países, entre ellos Puerto Rico, España, Venezuela, Bolivia, Colombia, Brasil, India, Italia, México y Estados Unidos, cuyas banderas ondearon esta noche en el teatro.

Los dos conciertos en National Harbor son promovidos por

Live Nation y MGM Resorts International y dirigidos por

Jamie King, quien ya batió récords con Martin con los shows Livin’ La Vida Loca Tour en 1999 y Black and White en 2007.

Martin, quien comenzó su carrera a los 12 años con el juvenil Grupo Menudo y ganador de varios Premios Grammy, es un artista fascinante en el escenario por su carisma para cautivar a la audiencia, sus contagiosos bailes en la escena y su capacidad para estremecer a los fanáticos de cualquier sexo, edad, raza o nacionalidad.