Quantcast
El Tiempo Latino
4:33 a.m. | 34° 11/23/2017

Elena Poniatowska: "En México siempre tiembla"


“La Princesa Roja” relata las historias de dolor y desigualdad en las clases sociales

Ivonne Alemán Zanatta | 11/3/2017, 10:27 p.m.
Elena Poniatowska: "En México siempre tiembla"
ESCRITORA. Elena Poniatowska deleitó a los asistentes al Instituto de Cultura Mexicana el lunes 30 de octubre de 2017. | Ivonne Alemán para ETL

“Los mexicanos vivimos sobre una tierra que tiembla. Me han tocado 3 terremotos. En 1957, se cayó el Ángel de la Independencia. El segundo, fue en 1985 y ahora el de 2017”. La ganadora del Premio de Cervantes Saavedra, especificó que mientras que, en Estados Unidos y Japón, se planifican las construcciones y siguen buscando maneras de evitar grandes pérdidas humanas y materiales, en México, “existe la sospecha y que ya es evidencia, que la corrupción sigue invadiendo a cada rincón que le sea posible” lo que lleva a la destrucción o construcciones de pésima calidad.

“Comenzando desde los materiales, pasando por la falta de honestidad, sin ética y encubrimiento, el robo y hasta la explotación desenfrenada de los recursos naturales”.  Nombres y apellidos de los culpables como de los afectados salieron a la luz en el terremoto de 1985. Los mismos errores vuelven a repetirse en el 2017. Los familiares de los muertos acusan, reclaman y merecen siquiera una explicación. Cayeron nuevos edificios, ¿quién controla, ¿quién concede los permisos, ¿dónde está el respeto a los discapacitados, ¿quién pregunta si estás bien?

Poniatowska es una periodista reconocida, pero no quisiera haber continuado con esta profesión o al menos que no se siente identificada con dicha palabra. “Quisiera escribir solo poemas y cuentos, pero no se puede. La realidad mexicana es muy poderosa. Se mete en tu casa, interviene en tu vida. Cómo puedes estar escribiendo tranquilamente dentro de tu hogar, cuando afuera hay un terremoto, hay un asalto o una cuestión política”, y Poniatowska continuó con voz apacible y serena “quisiera vivir en un país con más igualdad social, sobre todo porque me impacta muchísimo lo que veo en las calles”, agregó con una leve sonrisa.

Un fenómeno diferente que impactó durante el terremoto de este año, además de la inigualable solidaridad, se hizo presente en aquellos que, como dicen, casi nacieron con un celular en la mano, conocen todo sobre las redes sociales y arreglan todo con 140 caracteres en Twitter, los llamados “Millennials”. A estos jóvenes “incomprensibles”, Poniatowska describió como los “hijos de la aldea global”. En el terremoto de este año, tuvieron mejores estrategias, menos burocracia piramidal, rompieron el mito de egoístas, fueron los mejores reporteros en todas partes, fueron los termómetros en medir la salud en la ciudad rota. Poniatowska sigue narrando con un tono de esperanza que los “Millennials” dicen no al centralismo, no al autoritarismo, no al feminicidio, no al maltrato contra los animales, no a la discriminación por preferencias sexuales. Los muchachos desafían a la naturaleza, confían en su capacidad de entrega. Poniatowska concluyó: “Sí, ahora por fin gracias a la vitalidad y energía que ellos demostraron, contaremos con un gobierno de nuestra esperanza”.