Quantcast
El Tiempo Latino
10:18 a.m. | 38° 12/11/2017

Más oportunidades educativas en el Distrito


Scott Pearson, Director Ejecutivo de las Escuelas Públicas Chárter en DC habla sobre esta opción académica

Por Vanessa Ambrocio/Especial para El Tiempo Latino | 11/17/2017, 9:22 p.m.
Más oportunidades educativas en el Distrito
ALUMNAS. Estudiantes de una escuela charter en DC. | Cortesía

Scott Pearson de PCSB

Cort PCSB

Scott Pearson de PCSB

Durante este año escolar 2017-2018, el 46.1 por ciento de los estudiantes del Distrito de Columbia están enrolados en escuelas chárter.

Aunque muchos de estos alumnos son de origen latino, todavía hay familias de esta comunidad que no que conocen esta opción académica.

Según el Departamento de Educación de los Estados Unidos, las escuelas chárter son escuelas públicas independientes creadas y dirigidas por padres, educadores, líderes comunitarios, empresarios de educación y otros dirigentes.

“Es importante enfatizar que las escuelas chárter son independientes. Esto significa dos cosas: que no cuesta nada matricularse y que aceptan a todos los que aplican. Si hay más aplicaciones que espacios disponibles, se comienza a usar un sistema de lotería para aceptar a estudiantes”, expresó Scott Pearson, Director Ejecutivo de las Escuelas Públicas Chárter del Distrito de Columbia (DCPCSB, por sus siglas en inglés), en una entrevista con El Tiempo Latino el lunes 12 de noviembre.

“Como cada escuela tiene su propia junta directiva sin fines de lucro, cada una tiene la libertad de diseñar programas con todo tipo de diferentes filosofías que no se ven en otros sistemas escolares”, agregó Pearson, quien también explicó sobre las diferentes alternativas.

“Hay seis escuelas bilingües. Algunas se enfocan en un solo tema. Algunas escuelas son muy estrictas mientras que otras son más flexibles. Algunas de las escuelas se enfocan en la preparación para la universidad y otras entrenan a los estudiantes para ingresar al mercado laboral. Todas estas opciones crean una gran variedad que le da a los padres una buena oportunidad para elegir”, aseguró.

Debido a este fuerte movimiento en el mundo de las escuelas públicas chárter, DC se ha convertido en un líder nacional como generador de más oportunidades educacionales, elevando el rendimiento académico para una población estudiantil diversa y vibrante. Sin embargo, falta mucho por hacer y, en algunos casos, rectificar.

“La independencia que tienen las escuelas chárter también les ayuda cuando las cosas no van funcionando. Ellas pueden cambiar su manera de funcionar rápidamente y reaccionar a lo que no esté funcionando”, explicó Pearson.

Este año académico hay 66 organizaciones sin fines de lucro que administran a 120 escuelas chárter en el Distrito de Columbia.

La expansión y experimentación de las escuelas arrojan datos alentadores. Según la Junta de las Escuelas Públicas Chárter del Distrito de Columbia (DCPCSB), la tasa de graduación de las escuelas chárter fue de 73.4%.

“Aunque estamos contentos que la cifra de graduandos sigue aumentando, no estamos satisfechos con esos resultados. Queremos que todos los estudiantes se gradúen. A la misma vez entendemos que es importante que la graduación tenga un significado. Las escuelas son rigurosas, así que graduarse de ellas sí significa algo”, subrayó Pearson.

Con la variedad de opciones y programas que estas escuelas ofrecen, más y más familias están inscribiendo a sus hijos. “Estamos viendo más y más estudiantes latinos, pero uno de nuestros retos con los estudiantes recién llegados es informarles que las escuelas chárter son públicas y que sí son una opción para ellos. Una gran cantidad de nuestras escuelas tienen programas de inglés como segunda lengua (ESOL)”, apuntó Pearson, quien concluyó enviando un mensaje a las familias para que se decidan a explorar las opciones académicas en las escuelas chárter. “Les diría a los padres latinos que hay muchas opciones buenas. Deberían explorar todas las escuelas a través de la ciudad. Deben de saber que, aunque una escuela no esté en su vecindario, aún tiene el derecho de aplicar a ella”, concluyó.