Quantcast
El Tiempo Latino
5:50 p.m. | 71° 10/19/2017

Ser científico de la NASA no está tan lejos del alcance de los latinos


Yaireska y Gerónimo, oriundos de Puerto Rico y Argentina, trabajan en áreas distintas dentro del Goddard Space Flight Center

Ricardo Sánchez-Silva | 9/21/2017, 1:12 a.m.
Ser científico de la NASA no está tan lejos del alcance de los latinos
Tanto para Collado-Vega como Villanueva, la educación fue un factor clave para llegar a la NASA y combatir la discriminación | Ricardo Sánchez-Silva

La Dra. Collado-Vega, asevera con mucha seguridad que nadie se debe dejar llevar por comentarios negativos, pues la mentalidad de “no se puede” es la que frena los logros.

Investigación planetaria

Un colega de Yaireska, pero en otra área de estudio, también latino y exitoso dentro del mismo centro en la NASA, es importado desde Argentina y su aporte a la ciencia ha sido significativo, al tiempo que ha despertado un alto interés por descubrir vida fuera de la tierra.

Se trata de Gerónimo Villanueva, investigador planetario, quien descubrió en 2009 la presencia de material orgánico (gas metano) en Marte y posteriormente en 2015, gracias a las mediciones, también reveló que en ese planeta hubo un océano que cubría 20% de su superficie, pero se dio una gran pérdida de agua a través del tiempo.

“Yo lidero el estudio de Marte con el James Webb Space Telescope, que es el futuro telescopio más grande que tiene NASA, también trabajo con Europa y Encelado que son dos lunas de Júpiter y Saturno. Trato de buscar indicadores de vida o habitabilidad fuera del sistema solar: agua, material orgánico”.

Ahora trata de probar si hubo vida en Marte antes y se extinguió. “Es una de las teorías. Lo más interesante es que ese planeta no tiene placas tectónicas, así que la superficie no se ha ido degenerando como la tierra. Entonces, taladras cinco centímetros y estás viajando en el tiempo 4 mil millones de años. Si hay vida o se mantuvo, podría llegar a estar debajo de la superficie. En 2020 vamos a mandar una misión que va a taladrar dos metros”.

Este científico, llegó a EEUU becado por la Academia Nacional de las Ciencias y ya tiene 12 años viviendo aquí. Anteriormente residía en Alemania, donde realizó su doctorado y trabajaba en la Agencia Aeroespacial Europea.

“Las migraciones son siempre complejas, uno deja familia, amigos, estructuras de seguridad. La ventaja es la educación, que te genera un sustento, una tranquilidad económica y personal. Uno se siente protegido por las instituciones. En Alemania, descubrí el mundo y el mundo me descubrió a mí. Rompí los estereotipos de los alemanes y los argentinos. Me casé con una alemana, lo que me abrió la cabeza, cuando me me vine a EEUU fue espectacular, me recibieron muy bien. En Washington me han incluido mucho”.

Al hablar de los pocos latinos hay que en la carrera espacial, cree que es consecuencia de la falta de referentes que existen en el área. Por eso se tiende a ver muy lejana. “Como latino dentro de la NASA trato de hablar con mucha gente y generar una divulgación para mostrar que es sumamente accesible, más dentro de USA. Solo hay que informar a la gente”.

Villanueva considera que la educación es una gran forma de erradicar la discriminación, así que su mensaje para los hispanos es de crecimiento profesional. “Si quieren hacer una carrera universitaria, hay tratar de buscar las universidades públicas, que son las más económicas. Romper los miedos, buscar a las personas indicadas y enviarle un correo, preguntarle si pueden hacer una pasantía. Yo con gusto recibo a ese tipo de gente, para mí es una alegría porque sé que puedo ayudar, dar consejos y cierta información”

Facebook

Ser científico de la NASA no está tan lejos del alcance de los latinos