Quantcast
El Tiempo Latino
5:17 a.m. | 30° 12/15/2017

¿Necesitan los universitarios la vacuna contra la meningitis B?


La evidencia científica que respalda una necesidad absoluta de inmunizar contra la meningitis B sigue siendo insuficiente.

Shefali Luthra | Kaiser Health News | 9/24/2017, 12:57 p.m.
¿Necesitan los universitarios la vacuna contra la meningitis B?
Los analistas predicen que las dos vacunas generen cientos de millones de dólares anualmente en ventas globales. | Ingram Publishing/Newscom/EFEVISUAL

La meningitis B no se propaga fácilmente. Requiere contacto físico cercano, como besar o compartir utensilios. Se puede propagar en ambientes como un campus universitario. Puede ser fatal, pero es tratable si se detecta temprano. La vacuna estándar contra la meningitis no la previene.

Después que siguieron apareciendo nuevos casos en Princeton y UC-Santa Barbara durante varios meses, los CDC organizaron una importación de emergencia de Bexsero. Todos los estudiantes en esos campus recibieron la vacuna y no hubo más casos.

Ahora, las farmacéuticas están instando a todos los padres a actuar. El año pasado, Pfizer invirtió más de $21 millones en anuncios para la vacuna, según Kantar Media, una firma que rastrea la publicidad multimedia. GlaxoSmithKline destinó $79.000.

Esas cifras no incluyen los esfuerzos para concientizar sobre la meningitis y las campañas en redes sociales realizadas por GlaxoSmithKline, un "esfuerzo sustancial" que "no es barato", dijo Sriram Jambunathan, quien dirige la franquicia meningocócica de GlaxoSmithKline en Estados Unidos. Tampoco incluyen las inversiones de Pfizer en cuestiones similares.

Analistas pronostican que Bexsero podría generar más de $1.000 millones por año para 2022. Trumenba espera ganar $880 millones para Pfizer.

Pero las ganancias de la industria pueden costar en términos de la eficiencia de gastos médicos y la inflada preocupación de los consumidores.

El CDC estima que en los Estados Unidos ocurren menos de 300 casos de meningitis B por año y algunos expertos entrevistados sugieren que podrían ser sólo 50 a 60.

"Como madre, yo diría que si mi hijo tiene esta enfermedad, y yo tuve la oportunidad de prevenirla, y no lo hice, me mataría", dijo Martha Arden, médica practicante y directora médica de Mount Sinai Adolescent Health Center. "Pero las probabilidades son pequeñas. Es mucho más peligroso enviar a un niño a esquiar que no ponerle la vacuna".

Para los padres que optan por las vacunas, hay advertencias. Los investigadores no saben, por ejemplo, cuánto tiempo dura su inmunidad. Muchos señalaron que tampoco cubre todas las cepas de la infección, por lo que su eficacia en los Estados Unidos es incierta.


La cobertura de KHN del desarrollo de medicamentos recetados, costos y precios es apoyada en parte por The Laura and Arnold Foundation, y la cobertura de problemas de salud infantil es apoyada en parte por una beca de The Heising-Simons Foundation.