Quantcast
El Tiempo Latino
11:25 p.m. | 59° 10/19/2017

El último veto migratorio probablemente afectará a decenas de miles, y podría hacer un cortocircuito en la batalla judicial


El año pasado, el Departamento de Estado emitió más de 65.000 visas que ahora probablemente caerían bajo la nueva prohibición.

Matt Zapotosky, Robert Barnes, Devlin Barrett | The Washington Post | 9/26/2017, 10:51 a.m.
El último veto migratorio probablemente afectará a decenas de miles, y podría hacer un cortocircuito en la batalla judicial
La gente reaccionó al veto migratorio de Trump con carteles de bienvenida en algunos aeropuertos de Estados Unidos. A pesar de ello, muchos viajeros cambiaron sus planes para alejarse de las ciudades estadounidenses. | Astrid Riecken para el The Washington Post

El último veto migratorio del presidente Donald Trump podría bloquear la emisión de decenas de miles de visas cada año a las personas que quieren inmigrar a Estados Unidos o venir por negocios o como turistas, según una revisión del Washington Post de datos del Departamento de Estado, y es está amenazando con hacer un cortocircuito en la batalla legal que se da en la Corte Suprema sobre si Trump puede legalmente imponer tales restricciones de viajes de gran alcance.

El lunes, la Corte Suprema postergó - al menos por ahora - una audiencia sobre el veto migratorio previo de Trump, pidiendo en su lugar informes sobre si las últimas restricciones significan que no queda nada para que los jueces decidan.

Mientras tanto, los oponentes a la medida de restricción de entrada al país se comprometieron a luchar contra eso, afirmando que la nueva medida infligió algunos de los mismos daños de la primera medida, y que fue impulsado por la misma intención discriminatoria.

"Para nosotros, esto fue una prohibición contra los musulmanes, y sigue siendo una prohibición contra los musulmanes", dijo Zahra Billoo, directora ejecutiva de la sección de San Francisco del Consejo sobre Relaciones Americano-Islámicas.

La prohibición más reciente es, en algunos aspectos, aún más expansiva que la anterior, permaneciendo en vigor indefinidamente e imponiendo restricciones a ocho países, en lugar de seis. Pero a diferencia del último veto, las restricciones varían de un lugar a otro, y los países que aumentan su cooperación e intercambio de información con Estados Unidos podrían quedar fuera de la lista.

Para Siria y Corea del Norte, la orden del presidente bloquea a los inmigrantes que desean trasladarse a EE.UU. y a los no-inmigrantes que deseen visitar el país de algún modo. Para Irán, la orden bloquea tanto a inmigrantes como a no inmigrantes, aunque exime a los estudiantes y a quienes participan en un intercambio cultural.

La proclamación bloquea a la gente de Chad, Libia y Yemen de venir a EE.UU. como inmigrantes o con visas de negocios o turísticas, y bloquea a la gente de Somalia de venir como inmigrantes. La proclamación nombra a Venezuela, pero sólo bloquea a ciertos funcionarios del gobierno.

Una revisión del Washington Post de los datos del Departamento de Estado encontró que más de 65.000 visas fueron emitidas en el año fiscal 2016 que ahora probablemente caerían bajo la prohibición. El veto migratorio, sin embargo, contiene una lista robusta de personas que podrían calificar para una excepción caso por caso, incluso para aquellos con contactos significativos en EE.UU. o aquellos que desean visitar a familiares cercanos.

La prohibición también exime a los ya admitidos en EE.UU. para la fecha de vigencia de la proclamación, que para los no afectados por el veto migratorio anterior es el 18 de octubre.

Batalla en la corte

La Corte Suprema estaba dispuesta a escuchar argumentos sobre el veto migratorio de Trump, firmada en marzo, pero el lunes retiró esa audiencia del calendario y pidió informes sobre si el caso ya era discutible.