0

Ivanka Trump dice estar en contra de la separación de familias inmigrantes

Aseveró que no considera a los medios de comunicación como enemigos de las personas
ILLINOIS. Ivanka Trump durante la visita del presidente estadounidense, Donald J. Trump, a la planta siderúrgica Granite City Works el jueves 26 de julio de 2018

ILLINOIS. Ivanka Trump durante la visita del presidente estadounidense, Donald J. Trump, a la planta siderúrgica Granite City Works el jueves 26 de julio de 2018

Ivanka Trump se distanció de su padre en dos destacados temas este jueves. Reveló su desacuerdo con calificar a los medios de comunicación como “el enemigo del pueblo”; además, expresó que estaba “vehementemente en contra” de separar a los niños migrantes de sus padres en el frontera, un “punto bajo” de la administración de la Casa Blanca.

Sus comentarios en un evento público dejaron entrever el difícil equilibrio que busca Ivanka Trump, ya que brinda asesoría privada al presidente Donald Trump, un padre con los que no siempre está de acuerdo; a la vez que soporta críticas por no ser más franca sobre sus diferencias.

Hacia el final de un foro organizado por Axios, que se centró en gran medida en los problemas de la fuerza laboral, un área de enfoque para Trump en su calidad de asesora de la Casa Blanca, se le preguntó si consideraba a los periodistas en la sala como enemigos de las personas.

“No, yo no (…) No considero a los medios como el enemigo de la gente”, respondió Trump provocando una risa nerviosa en la habitación.

El presidente Trump ha utilizado el término en múltiples ocasiones. Esta semana promovió un video en Twitter que mostraba a sus seguidores cantando “CNN apesta” mientras un reportero de la cadena hacía una toma en vivo desde el sitio.

El video fue tuiteado por el hijo de Trump, Eric; y luego compartido por el presidente con sus 53 millones de seguidores.

Durante el evento de este jueves, en el Newseum en Washington, Mike Allen de Axios le pidió a Ivanka Trump que compartiera el punto más alto y el más bajo de su tiempo en la Casa Blanca.

Allen sugirió un posible punto bajo para ella: las separaciones de niños migrantes en la frontera sur, que resultaron de la política de “tolerancia cero”.

A medida que estalló una controversia nacional, Ivanka Trump le pidió a su padre que pusiera fin a la práctica, pero permaneció en silencio público, lo que provocó duras críticas en algunos círculos, incluida la comediante Samantha Bee.

Después de que Allen dijera que las separaciones forzadas fueron un punto bajo para muchos, Ivanka Trump expresó: “Ese también fue un punto bajo para mí”.

“Lo siento mucho (…) Estoy muy vehementemente en contra de la separación familiar”, agregó la hija del presidente.

“La inmigración es increíblemente compleja como tema (…) Estos no son problemas fáciles. Estos son problemas increíblemente difíciles (…) Los experimento de una manera muy emocional”, añadió.

Ivanka Trump rompió su silencio sobre el tema poco después de que su padre emitió una orden ejecutiva en junio, buscando poner fin a la política que su administración había puesto en marcha.

“Gracias @POTUS por tomar una acción crítica que pone fin a la separación familiar en nuestra frontera”, escribió en ese entonces.

En cuanto a un punto alto de su estadía en la Casa Blanca, citó el indulto a la sentencia de Alice Marie Johnson, una mujer de 63 años que cumplía cadena perpetua en un caso relacionado con drogas, después de que la estrella de televisión Kim Kardashian hiciera la petición a Donald Trump.

Ivanka Trump dijo que se conmovió mientras veía la cobertura de noticias sobre Johnson dejando la prisión y corriendo a los brazos de su familia.

“Estaba llorando. Fue una de las cosas más hermosas que he visto en mi vida. Te recuerda el impacto real que tienes en las personas”, acotó.

Por John Wagner/The Washington Post

Traducción libre del ingles por El Tiempo Latino



--