Quantcast
El Tiempo Latino
9:27 a.m. | 77° 9/22/2018

El 50% de los universitarios va a clase con hambre


Michelle Andrews | Kaiser Health News | 8/13/2018, 1:09 p.m.
El 50% de los universitarios va a clase con hambre
Defensores contra el hambre dan crédito a los estudiantes por elevar la alarma en los campus sobre este problema y, en algunos casos, ofrecer soluciones ingeniosas. | Pexels.com

Rachel Sumekh, quien fundó el programa Swipe Out Hunger con un grupo de amigos en la UCLA hace varios años, dijo que querían hacer algo útil con los créditos no utilizados de los planes de comidas que debían comprar. Ahora, 48 universidades participan del programa, y Sumekh dijo que en el último año han visto un aumento "dramático" en el número de universidades que se están comunicando con ellos para involucrarse.

La Universidad de California-Berkeley es parte de Swipes, ya que el programa es conocido. Es una estrategia más en un esfuerzo múltiple dirigido a estudiantes que pueden necesitar apoyo adicional para satisfacer sus necesidades básicas de vivienda, alimentos y de otro tipo, dijo Rubén Canedo, empleado de la universidad que preside el comité de necesidades básicas del campus. (También es copresidente de un comité similar para los 10 campus de la Universidad de California).

Según una encuesta de estudiantes de Berkeley, el 38% de los estudiantes de pregrado y el 23% de los estudiantes de posgrado enfrentan inseguridad alimentaria en algún momento durante el año académico, dijo Canedo. La escuela se enfoca en grupos específicos de estudiantes: los que son primera generación en ir a la universidad, los que son padres, los que tienen bajos ingresos o pertenecen a la comunidad LGBT.

Canedo dijo que un enfoque clave este otoño será inscribir a los estudiantes elegibles en CalFresh, la versión de California del Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP), conocido anteriormente como cupones para alimentos.

Bajo las reglas federales, los estudiantes generalmente deben trabajar al menos 20 horas a la semana para calificar para SNAP, algo que muchos no pueden manejar. Pero los estados tienen flexibilidad para designar lo que cuenta como programas de empleo y capacitación, dijo Elizabeth Lower-Basch, directora de ingresos y apoyo laboral en CLASP, una organización de defensa contra la pobreza. En California, por ejemplo, los estudiantes que participan en ciertos programas educativos en la escuela son elegibles para CalFresh.

"Esa es nuestra primera línea de defensa", dijo Canedo. "A los estudiantes se les da alrededor de $192 por mes".

Para los estudiantes que no califican para CalFresh, la escuela patrocina un programa paralelo de asistencia alimentaria que también brinda beneficios.

Hay un banco de alimentos que ofrece demostraciones de cocina regularmente. Pero de lo que Canedo dijo estar particularmente orgulloso es de un curso de ciencias de la nutrición de 15 semanas que los estudiantes pueden hacer, que les enseña sobre alimentación saludable, preparación de alimentos, presupuesto y compra de comestibles, entre otras cosas.

Algunas de esas habilidades pueden ayudar a los estudiantes a aprender a administrar su dinero y comida para que puedan pasar el tiempo en la universidad sin sufrir de escasez.

(KHN) es un servicio de noticias sin fines de lucro que cubre temas de salud. Es un programa editorialmente independiente de la Kaiser Family Foundation que no está relacionado con Kaiser Permanente.