0

La tecnología como clave del éxito

Jonathan Fichter, educador en St. Patrick’s, habla sobre informática y STEM
EDUCADOR. Jonathan Fichter es Coordinador de Tecnología en St. Patrick's Episcopal Day School.

EDUCADOR. Jonathan Fichter es Coordinador de Tecnología en St. Patrick's Episcopal Day School.

En los últimos años, se ha enfatizado mucho en la importancia de las carreras en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés) y en la inminente necesidad de formar a los profesionales en estas materias, que cubran la creciente demanda de trabajo que existe en estas áreas del conocimiento.

En una visita a la redacción de El Tiempo Latino, el profesor Jonathan Fichter, Coordinador de Tecnología en la escuela St. Patrick’s Episcopal Day School en Washington, DC, destacó dos datos que pueden ser la clave en la elección de los estudios superiores a cursar y no quedarse atrás con los avances tecnológicos en este siglo 21,

“Lo primero es que entre 2018 y 2025 se calcula que se abrirán unos 350.000 puestos de trabajo en DC en estas áreas y todavía hay que formar a la mayoría de esos profesionales”, dijo Fichter.

“El otro atractivo es el hecho de que en el área de DC el salario promedio para los profesionales en estas ramas STEM es de $110.000 anuales, mientras que en otras carreras es de $75.000”, agregó.

Las universidades en Estados Unidos están haciendo su trabajo de tratar de captar a esos estudiantes interesados en carreras STEM, pero según Fichter el trabajo en estas ciencias con los niños y jóvenes debe comenzar desde la educación primaria y secundaria.

“Los padres necesitan buscar escuelas en las que preparen a sus hijos para los cientos de miles de trabajos que estarán disponibles en el futuro en el área de informática”, asegura Fichter, quien recomienda brindar esas oportunidades a los hijos.

“La informática y la tecnología fomentan habilidades muy importantes para los estudiantes en lo que respecta a resolución de problemas, colaboración, creatividad. Todos los estudiantes necesitan oportunidades”, acotó.

En las escuelas públicas y privadas del área metropolitana de Washington se ha intensificado la tecnología en la educación, dados los beneficios que ayudan a mejorar el rendimiento en el aula y el aumento del interés de los estudiantes en las actividades académicas.

“Si a un chico le gusta jugar, el estudio de carreras STEM le va a fascinar para ayudar al mundo, divertirse, ganar mucho dinero y colaborar con la comunidad. Hay que desarrollar desde niño las ideas de construir algo, resolver problemas, codificar, crear aplicaciones y diseñar sitios en la web. Cada año tenemos estudiantes que están ganando premios por su trabajo con la tecnología”, subrayó el profesor Fichter.

El Internet y la variedad de dispositivos electrónicos han facilitado esta tarea que ha supuesto un cambio mundial en cuanto al uso de la tecnología.

“En St. Patrick’s todos nuestros estudiantes reciben educación en tecnología, no es una opción, es para todos porque necesitamos enviar el mensaje de que todos la pueden aprender”, aseguró

Sin embargo, así como la informática ofrece un mundo de beneficios para los niños y jóvenes en edad escolar, tanto padres como maestros y administradores deben enfatizar en el buen uso de las computadoras y otros electrónicos como tabletas y teléfonos celulares.

“En el mundo de Internet los niños y jóvenes están muy expuestos y si bien es cierto que hay cosas muy buenas también hay riesgos de mal uso de la tecnología con aplicaciones, páginas web y redes sociales”, advierte.

Consultado sobre la brecha digital en la actualidad dijo que es algo que distingue entre aquéllos que tienen acceso a Internet y pueden hacer uso de los nuevos servicios y aquéllos que están excluidos. “Ahora hay una nueva brecha digital y está enmarcada entre lo que es el consumo por una parte y la creatividad por la otra. Todo el mundo puede consumir la tecnología, jugar, usar aplicaciones, leer las noticias, pero solo algunos estudiantes pueden crear algo en la red”, continuó.

Sobre la importancia de la codificación (coding), Fichter expresó que “muchas áreas de nuestras vidas están ligadas a la tecnología” y el manejo de estas herramientas brinda la oportunidad de tener control sobre ellas.

“No importa en qué temas o carreras estén interesados los estudiantes, el conocimiento de la codificación puede ayudarlos en sus estudios y a ser exitosos en su desempeño profesional”, subrayó.

Las páginas web educativas son siempre una gran opción para atraer la atención de los estudiantes. En ese sentido, Fichter recomienda Scratch.mit.edu.

“Es una oportunidad muy simple para construir y crear. Se puede compartir con todo el mundo y hay tutoriales para aprender más. Con Scratch se pueden programar historias interactivas, juegos y animaciones y compartir las creaciones con otros en la comunidad en línea”, destacó.

“Es una herramienta que ayuda a los jóvenes a aprender a pensar de forma creativa, a razonar sistemáticamente, y a trabajar de forma colaborativa”, puntualizó Fichter quien después de la entrevista asistió con el redactor a Columbia Heights Educational Campus donde se estrenaba el Mobile Learning Lab de Verizon, como una herramienta de aprendizaje y simular un viaje a Marte.. “Puedo imaginar fácilmente las emocionantes posibilidades que al equiparlo el con tecnología que no estaba disponible para los estudiantes. Un conjunto de clases de impresoras 3D, robótica o kits de drones, dispositivos de hackeo de hardware Arduino o conjuntos de realidad virtual premium ofrecen nuevas posibilidades”, concluyó Fichter.