Quantcast
El Tiempo Latino
4:15 p.m. | 36° 2/17/2018

Cómo preparar al abuelito para una cirugía


Las cirugías suelen ser difíciles para los adultos mayores

Judith Graham | Kaiser Health News | 1/26/2018, 12:48 p.m.
Cómo preparar al abuelito para una cirugía

Las cirugías suelen ser difíciles para los adultos mayores, lo que puede resultar en complicaciones graves y hasta en muerte de manera mucho más frecuente que en pacientes más jóvenes. Pero muchos abuelos no están bien preparados para los riesgos que podrían enfrentar.

Ahora, hospitales innovadores como el Centro Médico de la Universidad Duke, el Centro Médico de la Universidad de California-San Francisco (UCSF) y Michigan Medicine están trabajando para cambiar esto. En la semana previa a la cirugía, les recetan a las personas mayores ejercicios, se aseguran que estén comiendo alimentos saludables y tratan de minimizar la ansiedad y el estrés, entre otras intervenciones.

La investigación sugiere que estas iniciativas pueden mejorar la preparación de los adultos mayores para la cirugía y potencialmente obtener mejores resultados. "Cambiar la forma en que nos acercamos a los pacientes mayores es realmente un imperativo", dijo la doctora Emily Finlayson, directora del Centro de Cirugía para Adultos Mayores de UCSF.

En esta línea, el próximo año el Colegio Estadounidense de Cirujanos (ACS) planea lanzar un esfuerzo nacional para mejorar la atención quirúrgica de las personas mayores, después de definir una amplia gama de estándares que los hospitales deberían cumplir. El objetivo es promover y reconocer "centros de excelencia en cirugía geriátrica" ​​en todo el país, explicó el doctor Ronnie Rosenthal, presidente del equipo de trabajo de cirugía geriátrica de la ACS.

La nueva evidencia del programa POSH (Optimización Peri operatoria para la Salud del Adulto Mayor) de Duke demuestra el valor de preparar a los mayores en riesgo para la cirugía, una estrategia que avalan los nuevos estándares.

En enero, investigadores informaron que los adultos mayores que pasaron por el programa POSH antes de cirugías abdominales mayores, estuvieron menos tiempo en el hospital (cuatro días vs. seis días para un grupo control), tuvieron menos probabilidades de regresar al hospital en los siguientes 30 días (7.8% vs. 18.3%), y tuvieron más probabilidades de regresar a su hogar sin necesidad de atención médica domiciliaria (62.3% vs. 51.1%). También sufrieron un poco menos de complicaciones.

POSH es un modelo interdisciplinario de atención, que reúne a cirujanos, geriatras, anestesiólogos y trabajadores sociales, para coordinar la estrategia con los pacientes mayores y sus familias. Los pacientes, remitidos por sus cirujanos, asisten a citas de una a dos horas en la Clínica de Evaluación y Tratamiento Geriátrico de Duke, donde reciben una evaluación integral centrada en su funcionamiento —qué pueden hacer, con qué grado de dificultad—, movilidad, cognición, medicamentos, nutrición, condiciones médicas existentes y apoyo en el hogar de familiares u otros cuidadores, entre otros factores.

Uno de los objetivos principales es asegurarse de que los pacientes mayores comprendan lo que la cirugía podría significar para ellos, los beneficios potenciales y los daños. "Les preguntamos '¿Qué es lo que realmente quiere hacer en el futuro?' Y luego dedicamos una buena cantidad de tiempo a explicar si la cirugía realmente ayudará a un paciente a alcanzar ese objetivo", dijo la doctora Sandhya Lagoo-Deenadayalan, profesora asociada de cirugía en Duke, quien ayudó a lanzar POSH en 2011.