Quantcast
El Tiempo Latino
4:52 a.m. | 61° 10/16/2018

El ciberacoso gana terreno en El Salvador


Las agresiones mediante internet predominan entre estudiantes de la zona urbana, alertó el especialista en educación Herberth Oliva

Susana Joma/elsalvador.com | 7/2/2018, 10:26 a.m.
El ciberacoso gana terreno en El Salvador

Las agresiones mediante internet y las redes sociales han ganado terreno entre los escolares de El Salvador. “Hay un aumento significativo del ciberacoso en relación con el acoso físico que sufren los estudiantes”, dijo el especialista en Educación Herberth Alexander Oliva, quien en la última década ha desarrollado varios estudios relacionados con violencia y el clima escolar en centros de enseñanza pública y privada.

En las 350 escuelas salvadoreñas que han formado parte de los diversos estudios de Oliva, el acoso físico se ha reducido hasta llegar a 30% y el ciberacoso aumentó 70% en la zona urbana.

La problemática, asevera, afecta a estudiantes de todos los niveles educativos.

“El aumento es alrededor del contexto urbano, porque en el contexto rural la violencia física sigue teniendo un papel más hegemónico, por las razones que ya sabemos; no hay luz eléctrica, son hogares que no tienen una computadora, no saben cómo abrir un (perfil) de Facebook”, indica el doctor Oliva, actual docente de la Universidad de Guadalajara (México) e investigador asociado del Instituto de Ciencia Tecnología e Innovación (ICTI) de la Universidad Francisco Gavidia (UFG).

Según el análisis del experto, aunque 83% de las escuelas de El Salvador no tiene acceso a Internet, el ciberacoso se incrementa precisamente con el acceso a los celulares y redes sociales, como el caso de Snapchat, que tienen identificada como una de las que posee mayor circulación de contenidos pornográficos.

Un trabajo de investigación que llevó adelante en 2014, con apoyo del Observatorio del Ministerio de Educación (Mined), arrojó que para 2012 en El Salvador había 6,6 celulares por hogar, según datos de la SIGET; y 8,6 millones de celulares sobre una base de 5 millones de habitantes.

“Los datos señalaban que (en general) el salvadoreño promedio estaba gastando cerca de $ 10,8 dólares al mes en telefonía celular”, detalló. Enfatizó que eso contrasta con el hecho de que las familias afirman no tener para comprar una computadora con la que sus hijos hagan la tarea, para comprar útiles y otros materiales para hacer las tareas de la escuela.

En la última investigación que Oliva ha desarrollado, denominada “No te enredes en las redes: análisis y narrativas del ciberacoso en educación superior”, planteó que la dinámica de agresión mediante Internet, de redes sociales y aplicaciones que están diseñadas para eso cambia rápidamente y “gran parte de sus víctimas sufren el maltrato en silencio, principalmente cuando empiezan a tener acceso a la tecnología”.

Detalló que un estudiante afectado por ciberacoso tiende a presentar problemas de concentración porque tiene miedo, no quiere ir a la institución educativa y no quiere tener contacto con Internet; se aísla, tiene delirios de persecución y empieza a generar, incluso, conductas o tendencias suicidas.

El trabajo, que será lanzado en agosto y desarrolló junto con los investigadores de la Universidad de Guadalajara, Teresa Prieto y José Claudio Carrillo, evidenció que el ciberacoso genera más daño que el acoso físico, ya que la afrenta que sufre la víctima llega a un mayor número de gente.