Quantcast
El Tiempo Latino
4:20 p.m. | 76° 9/22/2018

DC United celebra en grande la inauguración del Audi Field


Paul Arriola marcó dos goles y Wayne Rooney participó de la fiesta en el marco de la victoria 3-1 ante Vancouver Whitecaps

Escarlet Silva | Especial para El Tiempo Latino | 7/15/2018, 6 a.m.
DC United celebra en grande la inauguración del Audi Field
El martes 10 de julio, la alcaldesa de DC, Muriel Bowser junto a varios funcionarios del distrito, cortaron la cinta inaugural del Audi Field, el nuevo estadio de D.C. United en Buzzard Point en el Ward 6. | Cortesía

Paul Arriola anotó dos goles (mins. 69 y 80) en ruta a una victoria 3-1 del DC United sobre Vancouver Whitecaps que puso la guinda al pastel de la histórica celebración vivida la noche del sábado 14 de julio en Washington, DC, con motivo de la inauguración del Audi Field, el nuevo estadio del club capitalino.

El argentino Yamil Asad había puesto al DC en ventaja al minuto 27, registrando su nombre bien temprano en los libros de récords con el primer gol de la historia del recién construido estadio, fabricado a un costo de 500 millones exclusivamente para jugar al fútbol.

Y por si todo eso fuera poco, el goleador inglés Wayne Rooney jugó también en el partido, arrancando los gritos de los 20,504 aficionados que abarrotaron las tribunas del moderno parque levantado en la zona de Buzzard Point.

Alphonso Davies (min.94) descotó la ventaja para el visitante canadiense cuando todo parecía indicar que DC United debutaría en su estadio con una goleada 3-0, que quizás hubiese sido un más fiel reflejo del dominio absoluto que los rojinegros exhibieron en el terreno.

La entrada de Rooney al minuto 58 de juego fue precedida de una ensordecedora petición en la que los aficionados no se cansaban de corear su nombre desde las tribunas.

Y el técnico Ben Olsen los complació ingresando al internacional inglés, ex figura del Manchester United de la Liga Premier de su país.

Rooney participó en el segundo y tercer gol de su nuevo equipo y además estuvo muy cerca de marcar uno de su autoría en un cabezazo que el arquero de los Caps le atajó.

"Es un gran estadio, creo que el estadio está construido para la atmósfera", dijo Rooney. "Pero al final del día tenemos que crear la atmósfera en el campo. Tenemos que entusiasmar a los fanáticos. No podemos esperar que los fanáticos vengan aquí y hagan ruido si no los emocionamos. Es nuestro trabajo emocionarlos y si lo hacemos, la atmósfera será genial ".

"Pensé que estábamos muy afilados en la segunda mitad, en particular cuando llegó Wayne", dijo el entrenador del DC, Ben Olsen. "Ustedes vieron lo que sucedió", agregó Olsen

Esta inauguración concluyó una larga espera de más de dos décadas desde que DC United debutó en la Major League Soccer en 1996.

Audi Field es una moderna instalación con capacidad para 20.504 aficionados, con 31 suites de lujo, estacionamiento para bicicletas, y casi 50.000 metros cuadrados de uso residencial y/o comercial en ese terreno.

Este nuevo estadio fue construido con tecnología de punta a un costo de $500 millones financiados por una sociedad de capitales público y privado. El parque forma de la revitalización del vecindario ubicado en las adyacencias del río Anacostia y está generando cerca de 900 puestos de trabajo para los residentes de DC y refuerza el compromiso entre el equipo y sus aficionados.

Los capitalinos jugaron desde su fundación en 1996 en el antiguo Memorial Stadium Robert F. Kennedy, una instalación construida hace más de 50 años, con mucha historia y recuerdos, pero que quedó obsoleta, con muchas sillas y pocas facilidades. En 2017, el club concluyó esa era de 22 temporadas jugando en ese antiguo parque, una era en la que fue uno de los clubes más laureados de la MLS, pero también el más olvidado.

Después de ser el segundo mayor ganador de títulos en el fútbol norteamericano y único equipo profesional de la ciudad en ganar un campeonato en DC (Copa MLS de 1997 ante Colorado en el RFK), el United aún no había podido tener su propio estadio, a diferencia de la mayoría de los otros equipos de la MLS, muchos de los cuales nunca han ganado nada. Clubes mucho más nuevos juegan en súper modernos estadios desde su inserción en la Liga.

Si bien DC United ganó las copas MLS de 1996, 1997 y 1999, tres de las primeras cuatro de una naciente liga que carecía del nivel de juego de la actualidad, su cuarta estrella la logró fue en el ya lejano 2004.