Quantcast
El Tiempo Latino
1:28 p.m. | 49° 11/19/2018

La sangre de todos los humanos podría ser compatible para donar en un futuro


La ciencia podrá lograr en el futuro ser donante universal gracias a una herramienta que permite la técnica de edición del genoma humano Crispr

Redacción - El Tiempo Latino | 6/18/2018, 12:43 p.m.
La sangre de todos los humanos podría ser compatible para donar en un futuro
Los meses de verano se encuentran entre los momentos más difíciles del año para obtener donaciones de sangre y plaquetas. | Wiki Commons

Debido a que la sangre humana es un tejido líquido esencial que a la fecha no puede fabricarse de manera artificial, la ciencia ha venido trabajado en un mecanismo para revertir su incompatibilidad. Recientemente, gracias al descubrimiento de la herramienta de edición del genoma, conocida como Crispr, los médicos comprobaron que es posible remover a voluntad las moléculas responsables de generar la incompatibilidad.

Aunque en el mundo la técnica aún es experimental, de lograrse tendría efectos revolucionarios. Entre ellas, que la captación de sangre no se vea afectada por falta de algún grupo sanguíneo específico o la disponibilidad de estos en los bancos de sangre y la eliminación de propagación de enfermedades a través de las transfusiones.

De acuerdo con la Organización Mundial de Salud (OMS), cada año se recogen en el mundo alrededor de 111,5 millones de unidades de sangre. De ese total, 47% proviene de países con ingresos altos -donde vive 19% de la población del planeta-; 64% de los países de ingresos medios y 41% de los países de ingresos bajos.

España, por ejemplo, tiene un promedio de 36 donantes por millón de habitantes y desde hace más de 20 años se mantiene como uno de los líderes imbatibles en la donación de sangre. Sin embargo, como lo demuestran las cifras, no todos los países corren la misma suerte. Mientras que en naciones como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Alemania, entre otros, más de 7 de cada 10 donantes son repetitivos. En Colombia esta relación es inversa. El problema, según Acobasmet, radica en que los donantes primerizos, comparados con los repetitivos, tienen más probabilidades de presentar eventos adversos, como la transfusión de nuevas enfermedades.

El diario Semana habló con Michel García, presidente de la Asociación Colombiana de Bancos de Sangre, sobre el impacto que tendría el avance en la ciudadanía y la medicina mundial.

-¿Cómo funciona la herramienta Crispr y qué utilidades tiene?

-Cuando esta técnica se descubrió en Japón en 1987 no se sabía muy bien qué utilidad tenía. Sin embargo, entre 2005 y 2007 varios grupos de investigación en distintas partes del mundo, como España y Holanda, se dieron cuenta de que el ADN de las bacterias tenía una repetición de secuencias que resultaba útil a las bacterias para protegerse de los virus. Una vez entendido cómo las bacterias se defendían de los virus, se exploró la posibilidad de identificar estos segmentos de ADN y transpolarlos a cultivos humanos. Allí fue cuando los científicos se dieron cuenta de que problemas del día a día, como el herpes o la culebrilla -que no tienen cura sino que se manejan tópicamente- se podrían solucionar con este sistema Crispr.

-¿Cómo funciona el proceso mediante el que el crispr permitiría que la sangre de todos los humanos fuera compatible?

-Esta es una de las múltiples aplicaciones que ya existen para este sistema de edición de genoma. Todas las células de nosotros tienen su información base en el DNA y eso es lo que determina la construcción de estructuras más complejas. Lo que sucede ahora con el Crispr es que se pueden adicionar, suprimir o incorporar elementos que antes no estaban presentes y con eso solucionar ciertos problemas. Particularmente lo que involucra a la Asociación de Medicina de Sangre y Medicina transfusional es la necesidad de siempre otorgar a los donantes una sangre lo más segura posible. Con respecto a la sangre, hay muchos problemas que resolver y uno de ellos es la falta de sangre compatible. Existen diversas razones por las cuales la sangre no puede ser compatible, pero una de las más problemáticas es el sistema de grupos sanguíneos. Hay 36 grupos, pero generalmente nuestra cédulas identifica muy pocos. Estos son: A, B, AB, O. o si es positivo a negativo. Esos dos sistemas pueden ser lo suficientemente complicados porque la administración de una pequeña muestra de sangre en la persona equivocada puede ocasionar la muerte. Entonces, esta técnica nos permitiría mediante una serie de modificaciones de las células de las personas lograr que todas al final sean compatibles.