0

Colombia se convirtió en destino de los cruceros del mundo

De las 50 líneas internacionales que existen, 33 llegan a Colombia, lo que ha posicionado al país cafetalero como escenario relevante para la industria
TURISMO. 33 líneas internacionales de cruceros llegan a Colombia

TURISMO. 33 líneas internacionales de cruceros llegan a Colombia

El turismo de cruceros viene creciendo a pasos agigantados. Y las cifras lo sustentan. Durante la última temporada llegaron a Colombia alrededor de 234 cruceros, un incremento del 341 por ciento en comparación con los 53 cruceros que arribaron en 2006. Esto representa un crecimiento bastante significativo en estos doce años, afirma Felipe Jaramillo, presidente de ProColombia.

Esta industria, como estrategia turística del país cafetalero, apenas comenzó a vislumbrarse en 1995, cuando algunos de ellos empezaron a recalar en las costas colombianas. Luego, entre 2004 y 2006, ProColombia, una entidad del Gobierno encargada de promover el turismo internacional y la inversión extranjera en Colombia, fue la encargada de impulsar esta clase de turismo, que a la fecha ha dado excelentes resultados para la economía del país.

Los cruceros se destacan por ser una forma diferente de viajar y recorrer el mundo. A bordo se vive una experiencia sin igual. Sus instalaciones reflejan una miniciudad con todo lo necesario para descansar, disfrutar y compartir en pareja, amigos y familiares. Por eso, en los últimos años, se ha posicionado como una de las primeras opciones de quienes están próximos a tomar vacaciones.

Un factor clave -dice Jaramillo- que confirma el buen momento por el que está pasando la industria de cruceros, es que cada vez más las empresas dedicadas a esta clase de turismo siguen poniendo sus ojos en Colombia. Y todo gracias a los esfuerzos conjuntos del Gobierno y de las entidades privadas, sumados a la mejora en la imagen del país en los últimos años.

En el mundo existen alrededor de 50 líneas de cruceros y más de la mitad llegan a Colombia. Son alrededor de 33, entre ellas están Pullmantur, Princess Cruises, Norwegian Cruise Line, Disney Cruises y Celebrity Cruises. Y, en los últimos tres años, Aida Cruises y TUI también le apostaron al mercado colombiano.

“En 2017 nueve barcos llegaron por primera vez a Colombia. Algunos de ellos son Carnival Freedom, Celebrity Reflection y el MS Eurodam de Holland America. Y, en lo que va corrido de 2018, dos barcos tocaron por primera vez puertos colombianos, como son el Carnival Splendor de Carnival Cruises y el Norwegian Bliss”, dijo Jaramillo.

Estas navieras internacionales arriban, en su mayoría, al puerto de Cartagena, el más importante para esta industria gracias a su infraestructura ideal para recibir cruceros de todo el mundo. En 2014, la OEA lo reconoció con el primer premio marítimo de las Américas como Puerto de Destino Turístico Sostenible, “gracias a sus prácticas ambientales, culturales y económicas en el manejo de las operaciones de cruceros". En palabras de Jaramillo, esto demuestra los avances del sector y lo hace más competitivo frente a otros países de la región.

Según cifras de Migración Colombia, el 97 por ciento de los cruceros que arriban a Colombia lo hacen en este puerto, que pasó de recibir 42.024 turistas en tránsito en 2006 a 344.624 en 2017.

Pullmantur hace parte de las 33 navieras que ven en el puerto de Cartagena gran potencial. Esta compañía se destaca por ofrecer planes personalizados y flexibles y su apuesta es el público latino. Es la única línea de cruceros que realiza operación de embarque ininterrumpido durante el año en la capital de Bolívar. “Al año moviliza un promedio de 1.200 cruceristas en cada operación, lo que la convierte en una de las navieras que mayor impacto económico le genera al país", explicó Jaramillo.

El Monarch es el buque insignia de Pullmantur Cruceros, que recorre las aguas colombianas. Antillas y Caribe Sur es uno de sus itinerarios y una de las rutas más consolidadas. Cada año cautiva a miles de pasajeros. Solo en Colombia, la compañía pasó de movilizar 20.000 pasajeros en 2016 a 40.000 en 2017, una cifra que habla muy bien de su infraestructura y calidad. Se estima, que el impacto económico que genere la naviera en 2018 es de 17 millones de dólares.

Según el Presidente & CEO de Pullmantur Cruceros, Richard J. Vogel, Cartagena hace parte de las terminales que son estratégicas para su actividad. “Por eso tenemos un fuerte compromiso no solo con Cartagena de Indias, donde somos la única naviera que realiza embarque, también con Colombia: es nuestro principal mercado en Latinoamérica en términos de pasajeros y donde se encuentran nuestras oficinas centrales en la región”.

Esta clase de turismo atrae cada vez más a los turistas. En el último informe de la Cruise Line International Association (CLIA) se evidencia que en 2017 se movilizaron unos 26,6 millones de pasajeros en el mundo, y se espera que para este año sean unos 27 millones.

En el mismo informe se especifica que Colombia recibió alrededor de 300 mil cruceristas en 2017, esto representa un crecimiento del 12,6 por ciento en comparación con el 2016. Paula Cortés Calle, presidente de ANATO, afirma que “de enero a marzo de 2018 se ha reportado un total de 160.537 pasajeros en cruceros que llegan a Colombia, lo que representa un aumento del 14,3 por ciento frente al mismo periodo de 2017, cuando esta cifra fue de 140.485 personas”.

El impacto económico que genera la industria de cruceros en el país es bastante significativo. Tan solo en 2017 fue de 58,7 millones de dólares entre pasajeros en tránsito, embarcando y en tripulantes, según Business Research & Economic Advisor (BREA). Y, para la temporada 2018-2019 que inicia en julio de este año, “la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena estima que los 604.538 visitantes generen alrededor de 61 millones de dólares para el país, según el gasto promedio estimado por la misma consultora para cada tipo de visitante”, afirmó Jaramillo.

Además, según el último estudio de contribución económica del turismo de cruceros de la BREA, se estima que cada crucerista que llega al país le deja a la economía local alrededor de 118 dólares (unos 346.000 pesos). Este valor se distribuye en excursiones, alimentación, compras y transporte. Los estadounidenses están entre los que más visitan a Colombia, al igual que los europeos. Dice Jaramillo que en 2017 España fue el noveno mayor origen de viajeros y el año pasado, Francia, “fue el tercer país que más incrementó la llegada de sus turistas a Colombia”.

El trabajo para que los cruceros sigan viento en popa no para. En mayo de este año, el Gobierno Nacional anunció la eliminación del IVA a los paquetes turísticos de esta clase. María Lorena Gutiérrez, ministra de comercio, industria y turismo, explicó que esta medida cobija a las personas que compran en Colombia cruceros que zarpan del país pero que prestan sus servicios de turismo en aguas nacionales, internacionales o en el exterior.

“El turismo es un motor de desarrollo del país y ya hoy está generando ganancias muy importantes a los colombianos. Con esta medida el país se vuelve más atractivo para los viajeros”, afirmó Gutiérrez.

La medida fue un trabajo articulado entre la Asociación Nacional de agencias de Viajes, Anato, la Dirección Nacional de Impuestos Nacionales, Dian, y el Ministerio.

Paula Cortés, presidente de ANATO, también se manifestó sobre la medida. “La noticia, además de ser un estímulo para las agencias, impulsará aún más el crecimiento de la industria, teniendo en cuenta que los cruceros se posicionan como el tercer segmento más venido por estas empresas, de acuerdo con la más reciente Encuesta de Temporada realizada por la agremiación”.

Con el propósito de promover el turismo en el país, la industria de cruceros no solo impacta la economía, además, genera relaciones internacionales y muestra lo que en realidad es Colombia: un destino con potencial en infraestructura, turismo y cultura.

Fuente: Semana.com