0

Gobierno de DC nombra a nueva oficial para preservar viviendas subsidiadas en la ciudad

El Distrito perdió al menos mil unidades asequibles entres 2006 y 2014
Ana López Van Balen es la primera oficial para la preservación de viviendas asequibles de su gobierno, dentro del Departamento de Vivienda y Desarrollo Comunitario (DHCD, por sus siglas en inglés).

Ana López Van Balen es la primera oficial para la preservación de viviendas asequibles de su gobierno, dentro del Departamento de Vivienda y Desarrollo Comunitario (DHCD, por sus siglas en inglés).

El jueves 5 de marzo, la alcaldesa del Distrito de Columbia, Muriel Bowser designó a Ana López Van Balen como la primera oficial para la preservación de viviendas asequibles de su gobierno, dentro del Departamento de Vivienda y Desarrollo Comunitario (DHCD, por sus siglas en inglés).

La decisión se tomó basada en la recomendación que realizó el reporte final del Housing Preservation Strike Force en 2016, conformado por un equipo de 18 miembros, presidido por la directora de DHCD, Polly Donaldson y expertos en el área de vivienda con el objetivo de preservar las unidades habitacionales subsidiadas en riesgo.

"Cuando establecí el Strike Force en 2015, su mandato era claro: desarrollar un plan de acción que garantizara que el Distrito no perdiera ninguna de sus viviendas asequibles ya existentes", dijo la alcaldesa Bowser en un comunicado. "Ana tiene una sólida formación en economía, vivienda, desarrollo comunitario y planificación estratégica. Sabemos será una buena servidora para los residentes de DC".

Preservar y crear nuevas unidades

López, quien asumió el cargo creado por el gobierno local tiene grandes expectativas, pues se trata de la única oficial para la preservación de viviendas asequibles, como cargo de alto nivel, nombrado por una alcaldía en todo el país, según aseguró en entrevista exclusiva con El Tiempo Latino.

“Agradezco la oportunidad de servir al Distrito de Columbia y la Administración de la alcaldesa Bowser, quien hizo de este tema una prioridad desde el primer día de su elección. Esto fue parte de su compromiso de garantizar que los residentes que desean vivir en la ciudad puedan continuar haciéndolo. Me atrajo especialmente una misión que tendrá un impacto directo y positivo en muchos residentes”, declaró la funcionaria.

Para la nueva oficial, la creación del Strike Force se realizó con el fin de resolver un desafío apremiante en DC, ya que según los estudios de los que dispone, la ciudad perdió al menos mil unidades de viviendas subsidiadas entres 2006 y 2014 y otras mil 750 corren el riesgo de desaparecer, sin dejar por fuera los casi 14 mil hogares a los cuales se les vence la ayuda en 2020.

“En mi cargo tendré la responsabilidad de ser el recurso central del Distrito trabajando para preservar estas viviendas asequibles asistidas existentes en la ciudad, mientras que se identifican oportunidades para colocar unidades ‘sin costo’ naturalmente a bajo costo por medio de convenios u otras formas”, aseveró.

Mayor demanda, precios más altos

Al consultarla sobre los aspectos que mejoraría en cuanto a vivienda asequible y futuros proyectos en el área, la oficial enfatizó el crecimiento de la población en DC, que superó los 700 mil habitantes, algo que a su juicio, no se había visto en décadas. De tal modo, consideró que este elemento ha resultado en un aumento de los costos de las unidades habitacionales.

“La alcaldesa se compromete en garantizar que ya sea que hayas estado aquí cinco minutos o cinco generaciones, puedas encontrar viviendas seguras y asequibles en el Distrito. Sabemos que se debe hacer más, y eso incluye producir hogares nuevos y preservar las existentes. Desarrollaremos actividades de alcance a partes interesadas como la Coalición para la Vivienda sin Ánimo de Lucro y Desarrollo Económico para obtener una mejor comprensión de lo que sus miembros están experimentando en toda la ciudad. Recogeré y revisaré los datos que nos ayudarán a determinar las necesidades más importantes. A partir de ahí, trabajaré para crear un plan de respuesta”, comentó.

Oportunidades

En cuanto a las oportunidades para aplicar a una vivienda asequible, existen diversos servicios. DCHousingSearch.org brinda información sobre opciones, mientras que el Centro de Recursos de Vivienda también está disponible para el público, así como los servicios de asesoramiento de organizaciones comunitarias financiadas por el DHCD.

Sobre el Programa de Zonificación inclusiva (IZ), la funcionaria informó que trabaja para garantizar que entre el 8% y 10% de las nuevas construcciones o proyectos de rehabilitación se reserve para unidades de alquiler o venta a precios asequibles.

“El DHCD realiza una lotería para seleccionar al azar hogares que cumplan con las restricciones de ingresos y otros criterios de forma continua a medida que las unidades estén disponibles. Los interesados ​​en comprar o alquilar un hogar IZ deben seguir ciertos pasos para ser elegibles. También contamos con recursos para ayudar a los residentes con reparaciones en el hogar”.

Aunque López aseguró que no hay porcentajes o cifras disponibles en cuanto a la cantidad de latinos beneficiados con viviendas asequibles, la agencia tiene un buen historial de apoyo a esta comunidad, ya que financia organizaciones como el Centro de Desarrollo Económico Latino, así como proyectos de vivienda a bajo costo, donde residen principalmente hispanos. Tal es el caso de los complejos urbanísticos Mons. Romero (Mount Pleasant, Cooperativa Norwood (Logan Circle, Maycroft (Columbia Heights) y Jardines de Tivoli (Fort Totten).

“Estamos haciendo las inversiones necesarias para ayudar a más residentes a obtener las llaves de su propios hogares. Esto incluye inversiones sin precedentes ($ 100 millones por año) e históricas ($ 138.5 millones en el año fiscal 2017) en el Fondo Fiduciario de Producción de Vivienda, creado para producir y preservar viviendas asequibles en la ciudad”, concluyó López, mientras que afirmó que estos montos son más alto que otras ciudades al ser medidos per cápita. “Este año, la alcaldesa financió $ 10 millones adicionales en capital inicial para un Fondo de Preservación Público-Privado, siguiendo otra recomendación de Strike Force.”